Leyenda de Medusa

 

Ovidio nos cuenta sobre la leyenda de medusa, que Medusa era un monstruo tectónico, que tenía el poder de transformar en piedra a todo aquel que se le quedara mirando fijamente a los ojos. Su nombre viene del griego antiguo, su  traducción es “Guardiana y protectora”.

Cuenta la leyenda, que Perseo en uno de sus viajes por el Noroeste de África, pasó muy cerca del Titan Atlas, este que se encontraba sujetando el cielo, no pudo evitar ser petrificado con la cabeza de Medusa que Perseo utilizaba para protegerle de sus enemigos.

Se cuenta que cuando Perseo navegando con la cabeza de Medusa atravesando  los corales del Mar Rojo, una gota de la cabeza cayó sobre estos salpicando sus algas, de ahí viene la leyenda, de que los corales se formaron con la sangre de la propia Medusa. También se cuenta que durante un viaje breve que hizo a Etiopia Perseo,  cuando atravesaba el Sahara , una gota de sangre cayó de la cabeza de Medusa, en sus arenas, brotando de su cabeza víboras venenosas.

En uno de sus viajes Perseo descubre atada a la princesa Andrómeda que va ser devorada por el Titan Atlas entregada como sacrificio a los dioses  por su padre queriendo evitar una gran catástrofe que estaba a punto de pasar. Cefeo no tiene más remedio que aceptarlo. Pero Perseo, la descubre atada en el acantilado y se enamora, la salva y se casa con ella y es reconocido como el héroe que cortó la cabeza de Medusa utilizando como arma el potente rayo de sus ojos, petrificando a este Titán convirtiéndolo en estatua de piedra, así pudo hacer realidad su deseo de salvar a su amada y casarse con ella.

El mito de las medusas y las gorgonas


De la unión entre dos deidades marinas, Forcis y Ceto, nacieron las Gorgonas, tres niñas llamadas Stheno (la fuerte), Euryale (la vagabunda por el mundo) y Medusa (la astuta). Stheno y Euryale eran medusas inmortales y mortales. Cabeza de medusa, Caravaggio, óleo sobre cuero, 60 * 55 cm

Estas hermanas eran famosas por su deslumbrante belleza, especialmente Medusa, que poseía un cabello excepcional. Poseidón, dios del mar, se enamora de esta magnífica criatura y se une a ella en un templo dedicado a Atenea. Ante este insulto, Atenea decide vengarse y convirtió a las Gorgonas en monstruos repulsivos su cabello se transformó en un enjambre de serpientes, su boca estaba dotada de colmillos de jabalí, sus dedos fueron reemplazados por garras de bronce y Alas con escamas doradas los empujaban detrás de sus espaldas.

A partir de ese momento, los gorgonianos fueron temidos por los hombres y los dioses porque el que cruzó los ojos se convirtió de inmediato en una estatua de piedra. Sin embargo, Perseo, el hijo de Zeus y Danae, terminó derrotando a Medusa sin estar petrificada. Guiados por las hermanas Gorgonas, los griegos, Perseo encontró el lugar donde residían Sthéno, Euryale y Méduse (extracto 3).Luego fue atendido por Atenea y Hermes: Atenea lo guió de la mano y le prestó su escudo de espejo para que Perseo pudiera ver el reflejo de Medusa sin estar petrificado por sus ojos y Hermes le ofreció una espada que no se torcía y que no se rompía Gracias a estas valiosas ayudas, Perseo logró cortar la cabeza de Medusa. Pero esta última estaba embarazada cuando fue decapitada, y su sangre nació de los hijos de Poseidón, Crisaor y Pegaso, el caballo alado.

Perseo cortando la cabeza de Medusa, Benvenuto Cellini, Florencia Perseo quiso rendir homenaje a Atenea y le ofreció la cabeza de Medusa, Atenea adornó su égida con este precioso regalo.

Según la leyenda, Atenea le habría dado un mechón de “pelo” de medusa a la ciudad de Tégée para protegerla. De hecho, Medusa significa en griego “el que protege”.

Según el escritor Apolodoro, Asclepio, dios de la medicina, utilizó la sangre de Medusa para curar a sus pacientes. Pero la sangre del lado izquierdo de Medusa (vena izquierda) era un veneno violento y la sangre del lado derecho tenía poderosos poderes curativos para resucitar a los muertos.

Aquí está una descripción de la metamorfosis de Medusa con el anfitrión de Cefeo. “Famosa por su belleza, Medusa fue el objeto de los deseos de mil pretendientes y la causa de su celosa rivalidad; Entre todas sus atracciones, lo que más cautivó, fue su pelo; Conocí a gente que me aseguró que la vio. El soberano de los mares profanó, dice, su belleza en el templo de Minerva. La hija de Júpiter miró hacia otro lado, cubrió su rostro con la égida y, para no permitir que este intento quedará sin castigo, cambió el pelo de la Gorgona en horribles serpientes; incluso ahora, para derribar a sus enemigos con terror y horror, llevó sobre la protección que cubre su pecho las serpientes que dio a luz “.

Después de un largo viaje, Perseo, hijo de Júpiter, llega a la costa de Patrón, en el reino de Atlas, hijo de Jápeto. Perseo le pide a Atlas su hospitalidad y descanso. Pero el coloso, recordando un viejo oráculo (“Atlas, llegará un día en que sus árboles serán despojados de su oro, y es a un hijo de Júpiter a quien se reserva la gloria de esta conquista”). Perseo lo castiga por su mala voluntad.

“Y girándose a la izquierda, le presenta la cara horrible de Medusa. El coloso se transforma en una montaña, su barba y su cabello se convierten en bosques, sus hombros y manos se inclinan, su cabeza es la cumbre de la montaña, sus huesos rocas, todo su cuerpo agrandado tiene un inmenso aumento y en adelante ( Dioses, así lo han deseado) el peso del cielo y todas las estrellas descansan enteramente sobre él. “

El rey de Serifos, Polydectes, le pidió a Perseo que le llevara la cabeza de Medusa, una de las tres Gorgonas.

“Luego Perseo fue a las “ Hermanas de la Gorgona” con ellas tres, solo tenían un ojo y un diente, y las pasaron por turnos. Perseo lo tomó y les dijo que se lo devolvería a condición de que le revelaran el camino para ir a las ninfas. Estas ninfas tenían en su poder las sandalias aladas y la bolsa mágica. Estas ninfas también poseían el casco de Hades. Los señalaron el camino, Perseo devolvió el ojo y el diente, y fue a las ninfas que estaba buscando. Se puso el bolso sobre el hombro, se ajustó las sandalias y se puso sobre la cabeza el casco que tenía el poder de hacer invisible al que lo llevaba puesto. Perseo recibió de Hermes la hoz del acero; luego voló al océano; Encontró a las gorgonas dormidas. “

Perseo cuenta cómo derrotó a Medusa


“Luego, por caminos ocultos, inaccesibles, intercalados con horribles bosques y enormes rocas, llegó a la residencia de las Gorgonas; Aquí y allá, en los campos y en las carreteras, había visto figuras de hombres y animales transformados en piedras con la aparición de Medusa. Su cara horrible también estaba abierta a mis ojos, pero reflejada en el latón del escudo que llevaba mi mano izquierda, y mientras dormía pesadamente el monstruo y sus serpientes, separé su cabeza de su cuello. De repente, Pegaso, que vuela con alas rápidas, y Crisaor, su hermano, nacieron de la sangre de la Gorgona.

“Neptuno” con cabello negro se une con Medusa en un prado suave, sobre una capa de flores de primavera. Cuando Perseo le había cortado la cabeza, el gran Chrysaor y el caballo Pegaso nacieron de ella. Pegaso merecía su nombre porque nació cerca de los manantiales del océano, Chrysaor porque sostenía una espada de oro en sus manos. Perseo, dejando una tierra fértil de hermosos frutos, voló a los Inmortales, y se fue al palacio de Júpiter, ese dios prudente cuyos truenos y truenos lleva “.

o sacrificio a los dioses  por su padre queriendo evitar una gran catástrofe que estaba a punto de pasar. Cefeo no tiene más remedio que aceptarlo. Pero Perseo, la descubre atada en el acantilado  y se enamora, la salva y se casa con ella y es reconocido como el héroe que cortó la cabeza de Medusa utilizando como arma el potente rayo de sus ojos, petrificando a este Titán convirtiéndolo en estatua de piedra, así pudo hacer realidad su deseo de salvar a su amada y casarse con ella.

Perseo, como gratitud con la diosa Atenea, le entrega la cabeza de Medusa para que la pusiera en su escudo “la égida”.

Homero en la Odisea, no menciona concretamente a Medusa “Gorgona”:
“el pálido terror se apoderó de mí, temiendo
que la ilustre Perséfone me enviase del Hades
la cabeza del horrendo monstruo grisáceo.

Código de registro: 1505064026571
Fecha de registro:06-may-2015 13:50

Safe Creative #1505064026571

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Manuel Lara Coca .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios ionos.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Don`t copy text!