Mitos y leyendas de todo el mundo

La Piedra de Blarney

La Piedra de Blarney

La Piedra de Blarney

Datos sobre la Piedra de Blarney

  1. Se encuentra en el pueblo de Barney a 8 km al noroeste de Cork, Irlanda.
  2. Es un bloque de granito de color azul incrustada en las almenas del Castillo de Blarney.
  3. El castillo de Blarney y la piedra son uno de los sitios turísticos más populares de Irlanda, que atrae a millones de visitantes de todo el mundo que deseen recorrer el castillo y besar la piedra.
  4. Según la leyenda, el que besa la piedra le otorga el don de la palabra, la elocuencia o habilidad en la adulación. La palabra lisonja ha llegado a significar inteligencia, halago, o persuasor al hablar.
  5. El nombre de la aldea de Blarney se deriva de la palabra irlandesa, Un blarna que significa “el llano”.

Cuenta la leyenda, que en agradecimiento por el apoyo de Irlanda en la batalla de Bannockburn en 1314, Robert the Bruce le dio un trozo de la piedra de Cormac McCarthy, al rey de Munster. Instalándola en la fortaleza de Cormac McCarthy, en el Castillo de Blarney, que muy pronto fue conocido como “El castillo de la Piedra de Blarney”. Un siglo más tarde, en 1446, el rey Dermot McCarthy colocó la piedra en un castillo que construyó. La Piedra de Blarney está formada por Carbonífero calizo, incrustado en las almenas del Castillo de Blarney, a unos 8 kilómetros de Cork, Irlanda.

Aquel que besa la piedra, también le da el don de la elocuencia y persuasión. La piedra es emblemática y se encuentra en una pared del castillo de Blarney, construido en 1446 por Dermot McCarthy, rey de Munster, fue construido en el sitio de un castillo demolido en el siglo 13. Varias leyendas rodean el origen de la Piedra de Blarney. El castillo es muy popular y es una de las rutas turísticas que atraen bastantes visitantes que llegan de todo el mundo, para besar la piedra y recorrer el castillo y sus jardines.

Algunas historias sostienen que fue adquirida durante las Cruzadas y llevada a Irlanda, y que fue construida con el mismo material utilizado en Stonehenge.  La Piedra es también conocida como la Piedra del Destino, fue utilizada durante cientos de años en la coronación de escoceses y monarcas ingleses, mientras que otra leyenda afirma que fue un regalo de Robert the Bruce, rey de los escoceses, a Cormac McCarthy, rey de Munster, para el envío de los hombres a ayudar a Bruce derrotar a los ingleses en la batalla de Bannockburn en 1314. Sin embargo, en 2014, los geólogos de la Universidad de Glasgow arrojaron algo de luz sobre la herencia de la Piedra de Blarney, cuando llegaron a la conclusión que la famosa roca no era de Escocia, pero en cambio se dice que tiene unos 330 millones de años, la piedra está formada por la caliza, dicho material se encuentra en la localidad del sur de Irlanda.

Fue utilizada por San Columba en Escocia como un altar durante sus actividades misioneras. Tras la muerte de Columba se le dio el nombre de la Piedra del Destino, por su poder.

La palabra “lisonja,” supuestamente se empezó a escuchar más, debido a un incidente con el jefe de la familia de McCarthy y la reina Isabel I, cuando gobernaba Inglaterra e Irlanda desde 1558 a 1603. La reina envió al conde de Leicester para abordar el Castillo de Blarney pero McCarthy logró que no fueran conquistadas sus murallas. La reina enfurecida por los informes del conde sobre la falta de avances en la materia, pronunció algo en relación de que los informes eran “Blarney.”

Hoy en día, la gente viaja de todo el mundo para dar a la Piedra de Blarney un beso, que debe ser realizado inclinándose hacia atrás mientras se apoya en dos pasamanos. Winston Churchill es una de las figuras notables que ha besado la piedra, al hacerlo en 1912 cuando era el Primer Lord del Almirantazgo. ¿Quién puede decir que cuando Churchill besó la piedra, no le concedió un poco de elocuencia para convertirse en el primer ministro británico en 1940 ganando una reputación como orador magistral?

Se sabe, sin embargo, cuándo y cómo la palabra Blarney entró en el idioma inglés y en el diccionario. Durante la época de la reina Isabel I, Dermot McCarthy, el gobernante del castillo, estaba obligado a entregar su fortaleza a la reina como prueba de su lealtad. Él dijo que estaría encantado de hacerlo, pero algo sucedió en el último momento para evitar su entrega. Sus excusas se hicieron tan frecuentes y de hecho tan plausibles, que el funcionario que había estado exigiendo la entrega del castillo en el nombre de la reina se convirtió en la burla de la Corte. Una vez, cuando las excusas de McCarthy fueron más que elocuentes, la reina, quiso hablar con el rey “Odds bodikins.

De ahí viene el término de la lisonja, a la capacidad de influir y convencer con palabras justas cuando se habla suave y sin ofender.

Haciéndose eco de la potencia de la piedra, Francis Sylvester Mahony, un bardo irlandés de principios del siglo XIX, escribió:

Hay una piedra allí, que todo el que besa,

¡Oh! Nunca se pierde por crecer elocuente:

puede trepar a la habitación de una dama,

Cómo Besar la Piedra de Blarney

Para besar la piedra es necesario tener mucha agilidad y no tener vértigo, para algunas personas es una hazaña física difícil. En tiempos pasados, para besar la piedra eran colgados por sus talones sobre el borde. Un día, a un peregrino se le rompieron las cuerdas que sujetaban sus amigos y cayó por el precipicio a una muerte segura. Desde entonces la piedra ha sido besada con otro método.  En primer lugar, el interesado en besar la piedra se tiene que sentar con la espalda hacia la piedra y luego alguien se sienta sobre las piernas o mantiene firmemente sus pies. A continuación, se inclina hacia atrás y luego se introduce por el hueco y se dirige hacia abajo, es ahí cuando entre el abismo está la piedra y mientras se sujeta con las dos manos en dos rieles de hierro, bajas hasta que tu cabeza alcanza la piedra y la besas.

Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos celtas cortos

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

Deja un comentario


El club del libro
No al plagio

no al plagio

Safe Creative #1405040123075
Mitos griegos cortos y demás en contra del plagio

Este blog "Mitos griegos cortos "

Está en contra de aquellos que copian lo ajeno,

robando todo aquello que no es suyo sin permiso.

NO OS ATRIBUYÁIS LO QUE OTROS CREARON.

SÉ CREATIVO, SI COPIÁIS ALGO TENÉIS QUE CITAR EL AUTOR DE LA OBRA.

INCLUIDO ESTE TEXTO.

TODO LO PUBLICADO AQUÍ ESTÁ ANTES REGISTRADO.

¡GRACIAS!

En contra del aborto
Esta red está en contra del aborto y a favor de la vida humana.