Mitos y leyendas de todo el mundo

La muerte de Sócrates

La muerte de Socrates

Antes de hablar de la muerte de Sócrates vamos a intentar saber por qué se llegó a esa sentencia. Veamos primero la situación que se encontraba Atenas en los albores del siglo IV antes de Cristo para tratar de comprender un poco lo que llevó a los atenienses, a tomar esa decisión y, en última instancia cómo este juicio tuvo lugar sin tener en cuenta quién era el ciudadano Sócrates.

Cuando Pericles elogió la democracia 430 aC ante la asamblea, Atenas  estaba en la cima de su poder. La más poderosa polis griega era Atenas, casi un siglo de gloria absoluta. Pero la guerra comenzó en los albores del siglo IV. Casi treinta años de conflictos hizo que Atenas se hundiera en la miseria, convirtiéndose en una ciudad derrotada, magullada y desgarrada. Tucídides fue el historiador de esta guerra fratricida narrada en su obra La guerra del Peloponeso.

Todos los atenienses se vieron afectados por los resultados de la guerra. Muchos de ellos perdieron sus tierras, otros fueron víctimas de la peste, el propio Pericles murió de Peste al principio del conflicto. Los que más adquisición económica tenían perdieron su fortuna por haber financiado las operaciones militares, perdiendo también a los esclavos que participaron en el campo de batalla. Una cuarta parte de los ciudadanos atenienses murieron durante estos veinticinco años, además, todo una generación se formó

Atenas desde el principio de la guerra fue sitiada por Esparta y era suministrada por su poderosa flota. Proveer la ciudad por mar era muy costoso y el Estado tuvo que cortar la asignación designada  a los miembros del jurado. reduciendo a los jueces. Esta nueva medida llevó a los ciudadanos a una falta de interés por la política,esos ciudadanos, que necesitaban el dinero para reconstruir sus vidas. Los ciudadanos se especializaron en la guerra, ahora no lo eran guerreros los espartanos. Para muchos era su única fuente de ingresos y en los periodos de tregua alquilaban sus espadas a otras ciudades. Ante la falta de interés por la política, aparecieron políticos profesionales expertos en remover las bajas pasiones de las masas, los demagogos que terminaron por dominar la democracia a su voluntad.

Los sofistas era la corriente filosófica que alimentaba a los demagogos, el discurso de estos demagogos,por la diversidad de opiniones, alimentaba las controversias y el clima político fue el  más cruento  e incoherente en mucho tiempo. Los abogados, los dioses, las relaciones sociales , todo se puso en duda y fue cuestionado, pues según defendían los sofistas, el hombre era la medida de todas las cosas

Aristófanes, en su comedia “Las Nubes”, describió a Sócrates nada más y nada menos como el gurú de los sofistas. Tendríamos que conocer acerca de este hombre para entender cómo se puede presentar por un lado a un famoso dramaturgo como el primer modelo de los sofistas y por el otro lado por sus discípulos como su oponente.

La democracia no era sinónimo de bueno para el pueblo, ya que manejada por los demagogos, muchas veces se aprobaba decisiones que perjudicaban seriamente los intereses de Atenas, es más la mayoría de las veces se equivocaba. Sócrates tenía  un carácter anti democrático por estos acontecimientos;  pero esto no era totalmente exacto. Las críticas que formulaba hacia el sistema  no salía del círculo de sus amigos más íntimos.

Sócrates defendió a conciencia sus derechos y deberes como ciudadano y luchó como hoplita en Potidea, Anfípolis y Dellion.

No debemos de olvidar  que Sócrates se mostró a favor de un sistema político oligárquico de Esparta. Durante una discusión con el joven Pericles, hijo del gran estratega, Sócrates le dijo esto:

 “Acordaos, también, de que si vuestro país tiene el nombre más grande de todo el mundo, es porque nunca se ha doblegado frente a un desastre; porque ha gastado más vida y esfuerzo en la guerra que cualquier otra ciudad, y ha ganado para sí misma un poder mayor que cualquier otro conocido, memoria de lo cual descenderá hasta la posteridad“.

Sea cual fuera el trasfondo político real de su juicio, había otras razones ilógicas  de los acusadores de Sócrates.

Uno de los puntos muy importantes de su constitución democrática era el sistema judicial de Atenas. El tribunal era nombrado por jueces Heliea. Este grupo de jueces  eran reclutados al azar para juzgar cada una de las causas. La acusación contra Sócrates fue presentada solamente por tres ciudadanos: Mélitos, Anytos y Lyco. Parece ser que Mélitos solo se quejaba a los magistrados, por lo que sus dos compañeros eran  “seguidores” más que cómplices.

Fue juzgado por dos cargos: Por la corrupción de la juventud y la creencia en dioses que no eran los de la ciudad.

  • Sobre el primer punto, no fue necesario tratar el tema en profundidad. Era amigo de Alcibíades, Critias y Cármides. Sócrates podría pasar fácilmente por ser el consejero, corrompiendo a los jóvenes políticos.
  • Sobre el segundo punto,  también fue fácil de entender. Sócrates, al igual que muchos filósofos y sofistas, valoraba más la lógica que la fe.

El día del juicio, Jenofonte comunicó, que Sócrates no había preparado su defensa, y prefirió confiar en la sabiduría del pueblo ateniense. Incluso se negó la ayuda de logógrafo Lisias, uno de los más destacados de su tiempo.

Después Mélitos presentó todos los cargos principales, Sócrates habló. Él no trató de compadecerse ante los jueces o mostrar una justificación a su modo de actuar. Sin embargo, la refutación de los argumentos que hizo Mélitos fue muy convincente. Anytos Lyco, como ultimo recurso última quiso defender  a su amigo. En la votación de los 501 jueces, 280 votos declararon a favor de la condena de Sócrates y 221 para su absolución. Cuando Sócrates le preguntaron su opinión,  contestó que lo más barato sería la de alimentar la recompensa suprema Pritaneo dando a vencedores a el olímpico. De las dos opciones, los jueces exigieron la pena de muerte.

La sentencia de pena de muerte ordenada por el tribunal no se podía aplicar de inmediato; tuvieron que esperar al regreso del vaso sagrado. Sócrates pasó ese tiempo en la prisión recibiendo visitas de todos sus amigos. Entonces, la última noche,  antes de una espléndida puesta de sol, bebió la cicuta, se tumbó en la cama y murió.

Fue su discípulo Platón, quién diera a conocer en forma de reflexiones de su maestro sus pensamientos. Con la muerte de Sócrates en la Antigua Grecia surgió el pensamiento filosófico de las grandes escuelas griegas.

Platón su alumno idealiza la interpretación que nos describe su muerte ejemplar. Trágica por el momento en el que sucedió, y cómo pasó, el modo que la llevaron y la manera que afrontó su maestro este rato y del modo que fue llevada; por la fuerza espiritual y sobre todo por la integridad y la valentía.

En este caso en particular no disponemos de documentos argumentando los hechos de La muerte de Socrates por nadie más que su alumno Platón, gracias a él y a Jenofonte, hemos conocido de la muerte de Sócrates,

Sobre los testimonios que el mismo Sócrates hizo en su “defensa”. Simplemente se limitó, a desmantelar los argumentos de la acusación,  exponiendo sus puntos y llegó incluso a desmontar todo la parafernalia, ridiculizando aquellos que querían verle desaparecer.

“Vosotros salís de aquí a vivir; yo, a morir; Dios sabe cuál de las dos cosas es mejor.”

El tema de Sócrates nos deja muchas dudas al respecto, con Sócrates se cometió una injusticia. Sócrates era un ciudadano que cumplía las leyes, rechazando en numerosas ocasiones  los ofrecimientos de sus discípulos para proporcionarle esa huida hacia la libertad.

Con la muerte de Sócrates en la Antigua Grecia surgió el pensamiento filosófico de las grandes escuelas griegas.

La muerte de Sócrates es un evento que marcó la historia de la civilización occidental. La imagen del hombre sabio, la víctima de la intolerancia de sus compatriotas, pero con admirable coraje y serenidad no ha perdido nada de su carácter ejemplar, incluso después de 25 siglos de historia.

Si has encontrado esta página interesante, compártela en las redes sociales pinchando en los iconos al final de esta página.

¡Gracias por tu visita!

Safe Creative #1303154778153

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

4 respuestas a La muerte de Sócrates

  • Estimada Pilar:
    La historia nos demuestra que el hombre siempre tropieza en la misma piedra. A pesar de que Sócrates, era un patriota y un hombre de profundas convicciones religiosas, padeció la desconfianza de muchos de sus detractores, que no le gustaba su actitud hacia el Estado ateniense y la religión establecida.
    Sócrates fue un claro ejemplo de una manera muy irónica le sentenció a morir pero la corte le condenó a pagar sólo una pequeña multa, dado el bajo valor que tenía el delito y que Sócrates era un hombre con una misión filosófica el jurado estaba con él muy enojado que votaron de nuevo a favor de la pena de muerte y, en esta ocasión, por una gran mayoría.
    Saludos cordiales.
    Marisol

    • Estimada Marisol:
      Muchas gracias por la visita, me ha gustado mucho tu puno de vista, este tema da mucho de sí. A Sócrates le condenó el pueblo a pesar de no haber hecho nada, se limitaron a cumplir con las leyes que él mismo había redactado, por la ciudad de Atenas aceptadas.
      Acepto la condena que le impusieron, pese a ser inocente, no aceptó a ayuda de sus amigos que le propusieron huir de la cárcel, en cambio tomó la decisión y se bebió la cicuta y al morir de esta cruel manera, se convirtió en una de las figuras más importantes e influyentes de la humanidad.
      Un fuerte abrazo desde este rinconcito de Madrid.
      Pilar R

  • Buenas tardes señora Pilar.
    La ausencia de un cuerpo doctrinal y dogmática sobre dioses es muy difícil de tomar en serio la primera parte de la carga y también el encargado de corromper a la juventud, al menos con esto que escuchamos con su actitud filosófica, Sócrates presentó a la democracia recientemente introducido a la misma crítica que presentó todos los otros temas de campo moral, o la nosología religiosa.
    Teniendo en cuenta que sus discípulos también fueron personajes polémicos, contrarios a la democracia como Alcibíades o Aristipo, era odiados por la mayoría de los ciudadanos de Atenas.
    No se puede condenar a una persona inocente porque no tenga las mismas ideas y por muy mal que nos caiga. eso se lo llama ahora populismo y parece que seguimos sin aprender de la historia.
    Saludos cordiales
    Raul

    • Muchas gracias Raul por compartir en este rinconcito de mitos cortos y demás tus conocimientos. Tu comentario me h parecido muy interesante. En 399 aC ya sabes que Sócrates fue acusado de despreciar a los dioses estatales y a la introducción de nuevas deidades, una referencia a daemonion o voz interior mística que Sócrates de lo que hablaba a menudo.
      Acerca de la actitud inquietante de Sócrates, de la visión que presenta Aristófanes del filosofo en las nubes es importante. El filósofo “en su tienda de pensamiento” enseñó el arte a sus discípulos. Se dice que la condena de Sócrates fue motivada precisamente por sus comedias.
      Un fuerte abrazo desde este rinconcito de Madrid.
      Pilar R

Deja un comentario


El club del libro
No al plagio

no al plagio

Safe Creative #1405040123075
Mitos griegos cortos y demás en contra del plagio

Este blog "Mitos griegos cortos "

Está en contra de aquellos que copian lo ajeno,

robando todo aquello que no es suyo sin permiso.

NO OS ATRIBUYÁIS LO QUE OTROS CREARON.

SÉ CREATIVO, SI COPIÁIS ALGO TENÉIS QUE CITAR EL AUTOR DE LA OBRA.

INCLUIDO ESTE TEXTO.

TODO LO PUBLICADO AQUÍ ESTÁ ANTES REGISTRADO.

¡GRACIAS!

En contra del aborto
Esta red está en contra del aborto y a favor de la vida humana.