La diosa celta Dana

¿Quién era la diosa celta Dana?

Dana, era la diosa celta de la vida, la luz, el día, la tierra, y de la creación, madre del dios Dagda. Sus seguidores eran llamados Tuatha Dé Danann. Considerada diosa de la literatura y la más antigua de todas las Deidades. También fue conocida con el nombre de su equivalente masculino galés Dón, adorada por los celtas a la vez como diosa y como dios y se refieren a esta deidad, como a la fuente divina, aquella la que todo abarca.

Madre Universal, patrona de los magos, simbolizaba los ríos, el agua, los pozos, el viento, la prosperidad, la magia y la sabiduría. Sus fiestas Beltane o Litha coincidían con el solsticio de verano, fue adorada con distintos nombres, desde el este de Europa a Irlanda. Lo que se contaba sobre ella era un tanto contradictorio.

Este aspecto de múltiples facetas de Femenino y Masculino es experimentado con la generosidad de la abundancia de la tierra y con la energía cósmica de la sabiduría universal.

Capaz de tomar la forma de la doncella, la madre o la dama divina de la esencia de la tierra, el aire o la esencia del agua, Dana era capaz de transformarse en la forma que la situación lo requería. Nos enseñaba a honrar y respetar la diversidad y recordaba que se debía cumplir las distintas etapas de la vida física.

Estaba fuertemente ligada a sus seguidores los Tuatha Dé Danann, se cree que fueron los sabios, los alquimistas de la antigua Irlanda, sus descendientes reales antes de que los gaélicos invadieran Irlanda. Los Tuatha Dé Danann encontraron las guaridas de las hadas, y los duendes de Irlanda, donde Dana actuaría como embajadora divina entre los Reinos Elementales, proporcionando diálogo entre ambos.

Algunos de los símbolos de Dana, son: las piedras sagradas, los caballos, particularmente las yeguas, las gaviotas, los peces, el ámbar, el oro, los ríos, el mar, el agua que fluye, el aire, el viento, la tierra, la luna, las llaves y las coronas.

Comúnmente a Dana se la consideraba como a la primera diosa creadora de la existencia, dio a luz a todas las cosas, la gran madre de Irlanda, de aspecto divino. La diosa de la tierra, estaba asociada con la fertilidad, el crecimiento, la abundancia, la agricultura, el cultivo y la crianza de la tierra.

Los Ríos, el agua que corre hasta el mar, también eran del dominio de Dana. De esta forma del agua manaba esa magia. Esta Diosa del río surgía para que desapareciera la energía negativa y eliminaba obstrucciones y terminaran a buen término, desembocando en el mar.

Tenía el poder de atraer la inspiración, el ingenio, el cambio y la trascendencia en su aspecto como diosa de la literatura. Conocía los secretos de la Alquimia y de la magia, todos los seres estamos conectados con la Fuente Divina a través de la sabiduría universal.

Tenía el poder de crear la vida, nos recordaba que estamos en sintonía con la sabiduría a través de la integridad de nuestro ser, siempre alineada con los buenos propósitos. Como diosa omnipotente, nos ayudaba a propagar las ilusiones, proporcionando un aspecto que nos recuerda que estamos alineados con ese potencial infinito.

Dentro de esta energía como diosa de los sueños, hacía posible que se hicieran realidad. Nos recordaba que éramos capaz de ello. Lo que les permitía crear metas menores, a aquellos que tenían baja autoestima y con objetivos de la visión limitada, nos daba esa confianza para poder tener el valor de trabajar por ellos.

Somos directores de nuestro propio destino, el espíritu se alineará con la verdad racional y autónoma, y dentro de nosotros ejercitará el poder de hacer realidad nuestros sueños más grandes.

La diosa Dana, era esa energía duradera de todo lo divino. Ella traía la misericordia y el apoyo de una madre con su hijo, y era la representación del infinito, al que todo lo abarca. Como guía, poseía un don para los que buscaban la verdad más elevada, y se dedicaba a vigilar que nuestros sueños se realizaran, por eso estimulaba recordando, de que el poder para lograr nuestros sueños, está solo en la constancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *