Hera y Zeus un matrimonio celestial

Hera fue la tercera hija de Cronos, titán Rey del Monte Otris era hija de Rhea, nacida después de sus hermanas Hestia y Deméter. Rea esperaba que Hera conseguiría que su padre Conos no se la comiera, por ser una de las más bellas hijas, pero Hera  había nacido una diosa “un miembro de una raza más poderosa que la de los inmortales Titanes” Con el comportamiento de comerse a sus propios hijos, Cronos se hizo muy  conocido como “el rey caníbal”.

En la mitología griega, Hera era la diosa femenina reinante de Olimpos, porque ella era la esposa de Zeus y la reina de los olímpicos, adorada en toda Grecia y los templos más antiguos y más importantes se consagraron a ella. Pero su adoración fue en realidad mucho mayor que la de su marido.

Su sometimiento a Zeus, hizo que su carácter y personalidad fuera avanzando al mal, era pérfida, muy celosa y vengativa, esto se queda reflejado en los cambios más profundos que podía experimentar esta diosa del Olimpo sin pestañear.

Fue concebida como una mujer muy bella, pero la diosa tomó muchas formas entre ellas la de un pájaro.

Zeus después de ir de amante tras amante,  por fin conoció se dio cuenta de su hermana Hera, una diosa muy hermosa de la que se enamoró. Se trataba de la diosa Hera, se trataba de su hermana, la que él eligió para casarse y comenzó a cortejarla en secreto, a espaldas de su madre.  Hera sabía que Zeus estaba cortejándola, ella ya había tenido seis amantes diferentes, rechazando sus propuestas románticas.

Pero Zeus era perro viejo y para conseguir lo que él quería necesitaba actuar de otra manera para conseguir llegar hasta su hermana. Pero Hera no permitía a su hermano Zeus que la cortejara, más que nada porque conocía como era y que no respetaba las decisiones de las mujeres que habían tenido relación con el todo poderoso Dios. Así que Zeus, haciendo de las suyas, se le apareció a su hermana Hera transformado en un cuco desaliñado, empapado por la lluvia. Hera vio al pobre pájaro,  le dio pena, amablemente, lo cogió cariñosamente y  lo puso bajo el refugio de sus senos para calentar y poder secarlo. Zeus inmediatamente, retomó a su forma verdadera y fiel a su estilo, violó a su hermana. Al ser consciente Hera de lo que le había hecho su hermano, ella avergonzada no tuvo más remedio que casarse con él.

La boda de Hera y Zeus

La primera boda de dos dioses olímpicos fue un acontecimiento muy importante. Todos los dioses y diosas asistieron, a la celebración, trayendo con ellos maravillosos regalos. Gaia presentó a su nieta, Hera. Hera plantó un árbol maravilloso ricamente adornado con manzanas de oro, en su jardín bajo el cuidado de las Hespérides, ninfas que eran hijas de la Noche. Hera y Zeus tuvieron una boda gloriosa que duró 300 años.

A pesar de que estaba avergonzado e indignado por el engaño de su hermano, Hera estaba muy impresionado por la inteligencia de Zeus y el ingenio, no obstante. Ella finalmente aceptó convertirse en su consorte a condición de que se casó con ella, y se mantuvo fiel a ella. Su boda “que fue descrito como la boda más magnífica y grandiosa en la historia” se llevó a cabo en una celebración espectacular en el Monte Olimpo, y asistieron muchos dioses y titanes neutros. Zeus y Hera llegaron en un enorme carro de oro, fueron dirigidos por Eos “que iluminaban la novia y el novio con luz rosada brillante”, y la ceremonia fue conducida por los mismos tres Parcas. A través de su matrimonio con Zeus, Hera se convirtió en la reina del monte Olimpo y los dioses del Olimpo. Zeus y Hera recibió grandes regalos de todos sus invitados a la boda, pero el favorito de Hera fue un magnífico árbol de manzana “con manzanas de oro” que recibió de Gea. Hera tenía el árbol tomada lejos al oeste, y plántate en una hermosa huerta. Hera empleó las Hespérides, hijas de Atlas, para custodiar el árbol, sino como las ninfas iban ocasionalmente arrancar una manzana del árbol a sí mismos, ella puso un feroz dragón llamado Ladón allí también. Este huerto tarde fue nombrado el Jardín de las Hespérides.

Los recién casados ​​disfrutaron de una maravillosa luna de miel, y fueron felices durante 300 años, en los que tuvieron cuatro hijos divinos: Ares “dios de la guerra”, Enyo “la diosa de la guerra y de la hermana gemela de Ares”, Hebe “la Diosa de la Juventud”, Ilitía “la diosa del parto” y Hefesto “dios del fuego y de los herreros”. Sin embargo, Zeus no pasó mucho tiempo antes de que comenzara el primero de sus muchos asuntos. Hera estaba furiosa y frustrada por sus infidelidades, y dedicó la mayor parte de su tiempo a mantener a Zeus a la vista, así como hacer la vida imposible a sus amantes e hijos ilegítimos miserable. Su odio era más evidente en la historia de Hércules, a quien trató de matar cuando nació. Sin embargo, después de que Hércules fue divinizado, Hera hizo las paces con él, y se convirtió en su madre a través de su matrimonio con su hija Hebe.

Aunque Hera se la reconocía como la diosa del matrimonio y el parto, tanto a sí misma, ella nunca tuvo un matrimonio feliz o pacífico. Zeus continuó teniendo amoríos con diosas, ninfas y mortales mucho después de que se hubiese casado con Hera, muy a su pesar.

Su sometimiento a Zeus y la maldad que había ido aumentado en Hera a consecuencia de los engaños de Zeus su esposo, hizo que estuviera siempre pendiente de las amantes que Zeus forzaba a tener relaciones, para luego ella más tarde castigarlos y de esta manera poco a poco se fu convirtiendo en una arpía celosa, sin ninguna piedad, por aquellas que habían sido tomadas a la fuera por su esposo Zeus Estos son las pruebas mitológicas de los cambios más profundos, que iba transformando a Hera en un ser sin compasión.

Un informe completo de sus conquistas sería humillar a Zeus. La lista de citas incluye, entre muchos otros:

  1. Maia, una pléyade “hija de Atlas”, por el cual fue padre de Hermes “véase The A Team: Todos los atletas olímpicos”.
  2. Electra, otra pléyade, con quien concibió Dárdano.
  3. Táigete, tercera Pléyade, con quien concibió Lacedemonia.
  4. Semele, un mortal, quien dio a luz a Dioniso “véase Coma, beba, y sea feliz: Dionisos”.
  5. Alcmena, otro mortal, que se convirtió en la madre de Hércules “ver los trabajos de Hércules “.
  6. Dana, la madre de Perseo “véase el héroe del modelo: Perseo”.
  7. Leda, por el cual fue padre de Helena y Pólux.
  8. Zeus también tuvo escarceos con los muchachos, el más destacado fue el que tuvo con Ganímedes, un hermoso joven de Troya que Zeus secuestró para convertirlo en su copero.

La hija del dios del río Inachus Lo, fue seducida y violada por Zeus. Cuando Hera llegó en busca de su marido, Zeus la transformó en una vaca para protegerla de la ira de Hera, o para ocultar su vergüenza. No te dejes engañar la dijo, Hera envió un tábano que picó en repetidas ocasiones a Lo, conduciéndola hasta el final a través de Asia Menor y África. Solo  entonces Zeus, buscó a Lo en las orillas del río Nilo, cambiando su imagen por la de una mujer.

Es de todos sabido que todo este desfile de amantes, fue lo que produjo que el matrimonio entre Hera y Zeus, el Rey y la Reina del Cielo, no funcionara. Hera era comprensiblemente celosa por todas las infidelidades de su marido. La diosa tenía un carácter violento, y Zeus despertó en ella una furia aún más  incontrolable con cada una de sus seducciones incesantes.

La diosa vierte la mayor parte de su energía en perseguir, sancionar y torturar a las amantes de su marido e hijos bastardos:

  1. Trató de evitar que Leto diera a luz a pesar de que el asunto había llegado antes de su matrimonio.
  2. Ella envió un tábano implacable para atormentar a Lo mortal después de que Zeus la hubiese convertido en una vaca, para evitar el enfado de Hera, para más tarde transformarla en humana.
  3. Ella provocó Artemis en disparar y matar a Calisto, a quien Zeus había transformado en un oso.
  4. Ella mató a casi todos los habitantes de la isla en nombre de Egina. “Zeus después repobló la isla mediante la transformación de las hormigas en las personas que se convirtieron en los temas de su hijo por Egina: Éaco, el primer rey de la isla, que llevaba el nombre de su madre.
  5. Ella incitó a Semele en hacer una solicitud a Zeus que en última instancia, pidió a Zeus que le demostrara todo su poder, el dios trató de convencerla de que no le pidiera eso que fuera otra cosa, pero no lo aceptó y la destruyó.
  6. Ella implacablemente perseguido el hijo mortal de Zeus, Hércules, que se elevó a la condición de inmortal a pesar de su comportamiento “ver los trabajos de Hércules “.

Tiresias era el único  que estaba calificado para mediar en la disputa entre Zeus y Hera, pues Solo  había probado los placeres de la vida como un hombre y una mujer. Cuando era joven, había matado una serpiente femenina en el acto de acoplamiento, y se transformó de inmediato en una mujer. Después de siete años de esta vida, él mató a una serpiente macho en el acto de apareamiento, y cambió de nuevo a un hombre en el acto.

Decenas de miles de años atrás, con el arte rupestre quedó muy claro, que la humanidad desde este periodo, se centró en el cuerpo de las mujeres, embarazadas o en condiciones de tener hijos. Los partos eran más humanos y más cercanos a al sentimiento humanitario, que hizo que en la tierra diera comienzo  de un nuevo tiempo para dar a luz una nueva vida en la primavera. En la medida de que estos seres humanos, que hasta entonces se habían mantenido distantes de los dioses, evolucionaron lo suficiente como para pensar en adorar cada uno a un dios diferente, poder pedir una necesidad a cambio de algo y a partir de ese momento, los hombres pensaron en ella, y la mujer pensó como mujer.

Los celos no eran la única emoción que pudiera despertar la ira de Hera. La diosa era también muy competitiva por su belleza. Al lado, la primera esposa del gran cazador Orión, se jactó de que ella era más bella que Hera, la diosa le envió al Hades. Y cuando Paris de Troya eligió a Afrodita como la más bella de las diosas, Hera se puso naturalmente del lado de los griegos en la guerra de Troya que siguió “En el amor y en la guerra todo vale: La caída de Troya”.

Hera fue la tercera hija de Cronos, titán Rey del Monte Otris era hija de Rhea, nacida después de sus hermanas Hestia y Deméter. Rea esperaba que Hera conseguiría que su padre Conos no se la comiera, por ser una de las más bellas hijas, pero Hera  había nacido una diosa “un miembro de una raza más poderosa que la de los inmortales Titanes” Con el comportamiento de comerse a sus propios hijos, Cronos se hizo muy  conocido como “el rey caníbal”.

En la mitología griega, Hera era la diosa femenina reinante de Olimpos, porque ella era la esposa de Zeus y la reina de los olímpicos, adorada en toda Grecia y los templos más antiguos y más importantes se consagraron a ella. Pero su adoración fue en realidad mucho mayor que la de su marido.

Su sometimiento a Zeus, hizo que su carácter y personalidad fuera avanzando al mal, era pérfida, muy celosa y vengativa, esto se queda reflejado en los cambios más profundos que podía experimentar esta diosa del Olimpo sin pestañear.

Fue concebida como una mujer muy bella, pero la diosa tomó muchas formas entre ellas la de un pájaro.

Zeus después de ir de amante tras amante,  por fin conoció se dio cuenta de su hermana Hera, una diosa muy hermosa de la que se enamoró. Se trataba de la diosa Hera, se trataba de su hermana, la que él eligió para casarse y comenzó a cortejarla en secreto, a espaldas de su madre.  Hera sabía que Zeus estaba cortejándola, ella ya había tenido seis amantes diferentes, rechazando sus propuestas románticas.

Pero Zeus era perro viejo y para conseguir lo que él quería necesitaba actuar de otra manera para conseguir llegar hasta su hermana. Pero Hera no permitía a su hermano Zeus que la cortejara, más que nada porque conocía como era y que no respetaba las decisiones de las mujeres que habían tenido relación con el todo poderoso Dios. Así que Zeus, haciendo de las suyas, se le apareció a su hermana Hera transformado en un cuco desaliñado, empapado por la lluvia. Hera vio al pobre pájaro,  le dio pena, amablemente, lo cogió cariñosamente y  lo puso bajo el refugio de sus senos para calentar y poder secarlo. Zeus inmediatamente, retomó a su forma verdadera y fiel a su estilo, violó a su hermana. Al ser consciente Hera de lo que le había hecho su hermano, ella avergonzada no tuvo más remedio que casarse con él.

La boda de Hera y Zeus

La primera boda de dos dioses olímpicos fue un acontecimiento muy importante. Todos los dioses y diosas asistieron, a la celebración, trayendo con ellos maravillosos regalos. Gaia presentó a su nieta, Hera. Hera plantó un árbol maravilloso ricamente adornado con manzanas de oro, en su jardín bajo el cuidado de las Hespérides, ninfas que eran hijas de la Noche. Hera y Zeus tuvieron una boda gloriosa que duró 300 años.

A pesar de que estaba avergonzado e indignado por el engaño de su hermano, Hera estaba muy impresionado por la inteligencia de Zeus y el ingenio, no obstante. Ella finalmente aceptó convertirse en su consorte a condición de que se casó con ella, y se mantuvo fiel a ella. Su boda “que fue descrito como la boda más magnífica y grandiosa en la historia” se llevó a cabo en una celebración espectacular en el Monte Olimpo, y asistieron muchos dioses y titanes neutros. Zeus y Hera llegaron en un enorme carro de oro, fueron dirigidos por Eos “que iluminaban la novia y el novio con luz rosada brillante”, y la ceremonia fue conducida por los mismos tres Parcas. A través de su matrimonio con Zeus, Hera se convirtió en la reina del monte Olimpo y los dioses del Olimpo. Zeus y Hera recibió grandes regalos de todos sus invitados a la boda, pero el favorito de Hera fue un magnífico árbol de manzana “con manzanas de oro” que recibió de Gea. Hera tenía el árbol tomada lejos al oeste, y plántate en una hermosa huerta. Hera empleó las Hespérides, hijas de Atlas, para custodiar el árbol, sino como las ninfas iban ocasionalmente arrancar una manzana del árbol a sí mismos, ella puso un feroz dragón llamado Ladón allí también. Este huerto tarde fue nombrado el Jardín de las Hespérides.

Los recién casados disfrutaron de una maravillosa luna de miel, y fueron felices durante 300 años, en los que tuvieron cuatro hijos divinos: Ares “dios de la guerra”, Enyo “la diosa de la guerra y de la hermana gemela de Ares”, Hebe “la Diosa de la Juventud”, Ilitía “la diosa del parto” y Hefesto “dios del fuego y de los herreros”. Sin embargo, Zeus no pasó mucho tiempo antes de que comenzara el primero de sus muchos asuntos. Hera estaba furiosa y frustrada por sus infidelidades, y dedicó la mayor parte de su tiempo a mantener a Zeus a la vista, así como hacer la vida imposible a sus amantes e hijos ilegítimos miserable. Su odio era más evidente en la historia de Hércules, a quien trató de matar cuando nació. Sin embargo, después de que Hércules fue divinizado, Hera hizo las paces con él, y se convirtió en su madre a través de su matrimonio con su hija Hebe.

Aunque Hera se la reconocía como la diosa del matrimonio y el parto, tanto a sí misma, ella nunca tuvo un matrimonio feliz o pacífico. Zeus continuó teniendo amoríos con diosas, ninfas y mortales mucho después de que se hubiese casado con Hera, muy a su pesar.

Su sometimiento a Zeus y la maldad que había ido aumentado en Hera a consecuencia de los engaños de Zeus su esposo, hizo que estuviera siempre pendiente de las amantes que Zeus forzaba a tener relaciones, para luego ella más tarde castigarlos y de esta manera poco a poco se fu convirtiendo en una arpía celosa, sin ninguna piedad, por aquellas que habían sido tomadas a la fuera por su esposo Zeus Estos son las pruebas mitológicas de los cambios más profundos, que iba transformando a Hera en un ser sin compasión.

Un informe completo de sus conquistas sería humillar a Zeus. La lista de citas incluye, entre muchos otros:

  1. Maia, una pléyade “hija de Atlas”, por el cual fue padre de Hermes “véase The A Team: Todos los atletas olímpicos”.
  2. Electra, otra pléyade, con quien concibió Dárdano.
  3. Táigete, tercera Pléyade, con quien concibió Lacedemonia.
  4. Semele, un mortal, quien dio a luz a Dioniso “véase Coma, beba, y sea feliz: Dionisos”.
  5. Alcmena, otro mortal, que se convirtió en la madre de Hércules “ver los trabajos de Hércules “.
  6. Dana, la madre de Perseo “véase el héroe del modelo: Perseo”.
  7. Leda, por el cual fue padre de Helena y Pólux.
  8. Zeus también tuvo escarceos con los muchachos, el más destacado fue el que tuvo con Ganímedes, un hermoso joven de Troya que Zeus secuestró para convertirlo en su copero.

La hija del dios del río Inachus Lo, fue seducida y violada por Zeus. Cuando Hera llegó en busca de su marido, Zeus la transformó en una vaca para protegerla de la ira de Hera, o para ocultar su vergüenza. No te dejes engañar la dijo, Hera envió un tábano que picó en repetidas ocasiones a Lo, conduciéndola hasta el final a través de Asia Menor y África. Solo  entonces Zeus, buscó a Lo en las orillas del río Nilo, cambiando su imagen por la de una mujer.

Es de todos sabido que todo este desfile de amantes, fue lo que produjo que el matrimonio entre Hera y Zeus, el Rey y la Reina del Cielo, no funcionara. Hera era comprensiblemente celosa por todas las infidelidades de su marido. La diosa tenía un carácter violento, y Zeus despertó en ella una furia aún más  incontrolable con cada una de sus seducciones incesantes.

La diosa vierte la mayor parte de su energía en perseguir, sancionar y torturar a las amantes de su marido e hijos bastardos:

  1. Trató de evitar que Leto diera a luz a pesar de que el asunto había llegado antes de su matrimonio.
  2. Ella envió un tábano implacable para atormentar a Lo mortal después de que Zeus la hubiese convertido en una vaca, para evitar el enfado de Hera, para más tarde transformarla en humana.
  3. Ella provocó Artemis en disparar y matar a Calisto, a quien Zeus había transformado en un oso.
  4. Ella mató a casi todos los habitantes de la isla en nombre de Egina. “Zeus después repobló la isla mediante la transformación de las hormigas en las personas que se convirtieron en los temas de su hijo por Egina: Éaco, el primer rey de la isla, que llevaba el nombre de su madre.
  5. Ella incitó a Semele en hacer una solicitud a Zeus que en última instancia, pidió a Zeus que le demostrara todo su poder, el dios trató de convencerla de que no le pidiera eso que fuera otra cosa, pero no lo aceptó y la destruyó.
  6. Ella implacablemente perseguido el hijo mortal de Zeus, Hércules, que se elevó a la condición de inmortal a pesar de su comportamiento “ver los trabajos de Hércules “.

Tiresias era el único  que estaba calificado para mediar en la disputa entre Zeus y Hera, pues Solo  había probado los placeres de la vida como un hombre y una mujer. Cuando era joven, había matado una serpiente femenina en el acto de acoplamiento, y se transformó de inmediato en una mujer. Después de siete años de esta vida, él mató a una serpiente macho en el acto de apareamiento, y cambió de nuevo a un hombre en el acto.

Decenas de miles de años atrás, con el arte rupestre quedó muy claro, que la humanidad desde este periodo, se centró en el cuerpo de las mujeres, embarazadas o en condiciones de tener hijos. Los partos eran más humanos y más cercanos a al sentimiento humanitario, que hizo que en la tierra diera comienzo  de un nuevo tiempo para dar a luz una nueva vida en la primavera. En la medida de que estos seres humanos, que hasta entonces se habían mantenido distantes de los dioses, evolucionaron lo suficiente como para pensar en adorar cada uno a un dios diferente, poder pedir una necesidad a cambio de algo y a partir de ese momento, los hombres pensaron en ella, y la mujer pensó como mujer.

Los celos no eran la única emoción que pudiera despertar la ira de Hera. La diosa era también muy competitiva por su belleza. Al lado, la primera esposa del gran cazador Orión, se jactó de que ella era más bella que Hera, la diosa le envió al Hades. Y cuando Paris de Troya eligió a Afrodita como la más bella de las diosas, Hera se puso naturalmente del lado de los griegos en la guerra de Troya que siguió “En el amor y en la guerra todo vale: La caída de Troya”.

Zeus prohibió la interferencia divina en este conflicto. Pero a pesar de esta prohibición, Hera sedujo a su marido, distrayendo su atención de modo que Poseidón podría incitar a los griegos para atacar a los troyanos.

Muchas relaciones adúlteras de Zeus pudieron derivar en el nacimiento de nuevos dioses del cielo “casado” tenía un número, sabiendo que Hera su esposa, iba a montar en cólera, al enterarse de sus escarceos o de sus realizaciones locales del Gran Dios. Todo esto en ella creaba cierta inseguridad y en uno de estos hechos, los adoradores de Zeus,  fueron testigos del nacimiento mitológico de Atenea que nació de la cabeza de su cabeza. Esto era otra demostración de su poder, ya que con esto estaba demostrando” Que del dios del cielo podía nacer cualquier divinidad”.

Esta diosa continuó siendo adorada muchos siglos, le daban “culto a la fertilidad”, en gran parte debido a las prácticas religiosas degeneraron bajo nuevas influencias. Pero podemos buscar huellas en los mitos del viejo orden, en la que Atenea, cuyo nombre es pregriega, era la diosa misma.

Olympian Riot, y el castigo de Hera

Hera, enfurecida por la infidelidad de su marido, decidió iniciar la primera y “últimos” disturbios olímpicos contra Zeus. Consiguiendo ganar el apoyo de Poseidón, Apolo y Atenea. Esa tarde, Apolo, Poseidón y Atenea se escondieron en el pasillo adyacente a las cámaras reales de Zeus, a la espera de la señal de Hera. Tan pronto como Zeus se había quedado dormido, los cuatro rápidamente ataron fuertemente al Rey del Olimpo con irrompibles y apretadas cadenas de oro. Dejándolo completamente inmovilizado y encadenado, un Zeus enfurecido parecía muy intimidante. Por último, Poseidón intentó razonar con su hermano. Zeus se negó, lo que provocó Hera para abogar dejándolo encadenado en su despacho hasta que él estuviera de acuerdo. Poco después, los cuatro atletas olímpicos partieron para el Salón del Trono por primera “y última” reunión democrática del Consejo Olímpico, que resultó ser una tarea muy engorrosa. Afortunadamente, tras la violencia y los destrozos causados por el rey del Olimpo, este fue encontrado por la nereida Tetis. Después de convencer a Zeus que fuera misericordioso con los amotinados olímpicos, Tetis logró encontrar los Hekatonkheire Briares por la orilla del mar. Tetis estaba dichosa por salvar a Zeus, recordándole que debía su propia libertad de Tártaro y Kampe a él. Briares desencadenando rápidamente a Zeus, después de lo cual este último se apoderó de su Maestro Perno e irrumpió en el Salón del Trono, que terminando violentamente la reunión. Zeus se mantuvo fiel a su palabra, y fue misericordioso hacia los alborotadores, pero a todos castigó en consecuencia.

Hera recibió el castigo más severo de todos: Zeus la encadenó justo encima de la aterradora Void of Chaos. Cada día, Zeus la visitaba, y amenazan con romper las cadenas con su Maestro Perno, y ver su secadora en el Vacío. Hefesto podía oír los lamentos de su madre todo el camino desde el Monte Olimpo, que lo enfureció, como no podía soportar oír su sufrir un castigo tan severo. Como resultado, él finalmente la liberó. Hera lágrimas en los ojos le abrazó, y se comprometió a no volver a llamar a Hefesto feo nunca más.

Zeus prohibió la interferencia divina en este conflicto. Pero a pesar de esta prohibición, Hera sedujo a su marido, distrayendo su atención de modo que Poseidón podría incitar a los griegos para atacar a los troyanos.

Muchas relaciones adúlteras de Zeus pudieron derivar en el nacimiento de nuevos dioses del cielo “casado” tenía un número, sabiendo que Hera su esposa, iba a montar en cólera, al enterarse de sus escarceos o de sus realizaciones locales del Gran Dios. Todo esto en ella creaba cierta inseguridad y en uno de estos hechos, los adoradores de Zeus,  fueron testigos del nacimiento mitológico de Atenea que nació de la cabeza de su cabeza. Esto era otra demostración de su poder, ya que con esto estaba demostrando” Que del dios del cielo podía nacer cualquier divinidad”.

Esta diosa continuó siendo adorada muchos siglos, le daban “culto a la fertilidad”, en gran parte debido a las prácticas religiosas degeneraron bajo nuevas influencias. Pero podemos buscar huellas en los mitos del viejo orden, en la que Atenea, cuyo nombre es pregriega, era la diosa misma.

Olympian Riot, y el castigo de Hera

Hera, enfurecida por la infidelidad de su marido, decidió iniciar la primera y “últimos” disturbios olímpicos contra Zeus. Consiguiendo ganar el apoyo de Poseidón, Apolo y Atenea. Esa tarde, Apolo, Poseidón y Atenea se escondieron en el pasillo adyacente a las cámaras reales de Zeus, a la espera de la señal de Hera. Tan pronto como Zeus se había quedado dormido, los cuatro rápidamente ataron fuertemente al Rey del Olimpo con irrompibles y apretadas cadenas de oro. Dejándolo completamente inmovilizado y encadenado, un Zeus enfurecido parecía muy intimidante. Por último, Poseidón intentó razonar con su hermano. Zeus se negó, lo que provocó Hera para abogar dejándolo encadenado en su despacho hasta que él estuviera de acuerdo. Poco después, los cuatro atletas olímpicos partieron para el Salón del Trono por primera “y última” reunión democrática del Consejo Olímpico, que resultó ser una tarea muy engorrosa. Afortunadamente, tras la violencia y los destrozos causados por el rey del Olimpo, este fue encontrado por la nereida Tetis. Después de convencer a Zeus que fuera misericordioso con los amotinados olímpicos, Tetis logró encontrar los Hekatonkheire Briares por la orilla del mar. Tetis estaba dichosa por salvar a Zeus, recordándole que debía su propia libertad de Tártaro y Kampe a él. Briares desencadenando rápidamente a Zeus, después de lo cual este último se apoderó de su Maestro Perno e irrumpió en el Salón del Trono, que terminando violentamente la reunión. Zeus se mantuvo fiel a su palabra, y fue misericordioso hacia los alborotadores, pero a todos castigó en consecuencia.

Hera recibió el castigo más severo de todos: Zeus la encadenó justo encima de la aterradora Void of Chaos. Cada día, Zeus la visitaba, y amenazan con romper las cadenas con su Maestro Perno, y ver su secadora en el Vacío. Hefesto podía oír los lamentos de su madre todo el camino desde el Monte Olimpo, que lo enfureció, como no podía soportar oír su sufrir un castigo tan severo. Como resultado, él finalmente la liberó. Hera lágrimas en los ojos le abrazó, y se comprometió a no volver a llamar a Hefesto feo nunca más.

Hera fue la patrona de Argos, que poseía un santuario en honor a la diosa a mediados del siglo octavo siglo BCE. También tenía un templo dedicado a ella en Olympia (650-600 aC), y Tirinto fue un importante centro de culto a la diosa en el siglo séptimo antes de Cristo. La isla de Samos, algunas fuentes cuentan que fue el lugar de nacimiento de la diosa,  y que había sido un centro para la adoración de su culto en el período micénico a mediados del segundo milenio antes de nuestra era, y un importante centro fue creado desde el siglo octavo que prosperaron en la época romana. Hera fue muy estimadao en Elis, donde las monedas representaban a la diosa en el BCE quinto y cuarto siglo. Al otro lado de Grecia, competiciones deportivas para las mujeres, la Heraia, se llevaron a cabo en honor de Hera, al igual que las fiestas matrimoniales anuales (hierogamia) cuando las parejas escenificaban el matrimonio de Zeus y Hera.

Código de registro: 1511135776153
Fecha de registro: 13-nov-2015 16:51

Safe Creative #1511135776153

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *