Mitos y leyendas de todo el mundo

Mitología griega

Mitos griegos cortos

Dios griego Hefesto

Dioses griegos Hefesto

Hefesto era el dios del fuego, de la metalurgia, mampostería de la piedra, la forja y el arte de la escultura. Él era el hijo de Zeus y Hera y se casó con Afrodita obligado por Zeus para evitar una guerra entre los dioses que luchaban por la mano de la diosa. Era el dios de herrería, construía toda tipo de armas para el Olimpo, fue reconocido por los dioses como el herrero oficial del reino. Debido a sus grandes habilidades en la elaboración de metal al ser el herrero de los dioses, creó algunos  de las mejores armas y armaduras de la mitología griega incluyendo “El casco Hermes”  ‘y “El escudo de Aquiles”.

Fue el dios griego del fuego también representaba a los artesanos  de todo tipo, aunque él era conocido principalmente por su artesanía de metal utilizando el martillo y el yunque en los fuegos calientes de su fragua.

.

No le gustaba vivir con los otros dioses del olimpo, pues se mofaban de su fealdad, especialmente su madre Hera, ella nunca lo quiso tener cerca de él pues le producía repugnancia, por eso, vivía en su propio palacio en el Olimpo, donde él solo se dedicaba en cuerpo y alma en realizar muchos inventos, tenía una gran destreza con todos los tipos de metales, para trabajar. Su apariencia, no era muy agraciada, se diría que era una criatura fea por ese fue el motivo v de que Zeus decidiera que se casara con Afrodita, para evitar una guerra entre sus amantes, pero a pesar de que Afrodita aceptara esa unión impuesta por su padre, ella, no estaba de acuerdo y ella sabía que no iba a cumplir lo que había dicho a su padre, pues tenía muchos amantes con los dioses y los hombres y no estaba dispuesta a renunciar a todos los placeres que podía tener, viviendo tranquilamente en el Olimpo, al fin y al cabo ella era la diosa del amor.

Se cuenta que Hefesto construyó  un invento muy complicado, en él descubrió a su mujer Afrodita con Ares, el dios de la guerra, retozando los dos en la cama, esto le sentó muy mal a Hefesto, que se daba cuenta como se rían y er ridiculizado por los otros dioses.

Atena en su bondad de dar ayuda a los mortales. Se creía que Hefesto enseñó a los hombres las artes  de la metalurgia junto a Atenea. Sin embargo, también se consideró muy inferior a la la diosa de la sabiduría.

Datos acerca de Hefesto

El dios del fuego, según el relato homérico, era hijo de Zeus y Hera. Tradiciones posteriores afirman que no tenía padre, y que Hera le dio a luz independiente de Zeus, mientras ella estaba celosa de Zeus de haber dado a luz a Atenea independiente de ella. Esto, sin embargo, se opone a la historia común, que Hefesto partió la cabeza de Zeus, y por lo tanto le ayudó a dar a luz a Atena. Es representado más mayor que Atenea. Un desarrollo adicional de la tradición posterior es, que Hefesto surgió del muslo de Hera, y, siendo durante mucho tiempo mantuvo en la ignorancia de su filiación, que al fin recurrió a una estratagema, con el propósito de encontrar a cabo. Construyó una silla, a la que los que estaba sentado en él se fija, y habiendo así atrapado a Hera, rechazó lo que le permitía subir hasta que ella reconoció que ellos eran sus padres. Para otras cuentas respetando su origen, véase Cicerón

Hefesto era el dios del fuego, sobre todo en la medida en que se manifiesta como una fuerza de la naturaleza física en distritos volcánicos, y en la medida en que es el medio indispensable en artes y fabrica todas las herramientas forjadas en el fuego, de donde el le llama su aliento, y el nombre del dios es utilizado tanto por los poetas griegos y romanos como sinónimo de fuego. Como una llama surge de una pequeña chispa, por lo que el dios del fuego era delicado y débil desde su nacimiento, por lo que fue tanta aversión por su madre, que deseaba deshacerse de él, y lo dejó caer desde el Olimpo. Pero las divinidades marinas, Tetis y Eurynome, lo recibieron, y habitaron con ellos durante nueve años en una gruta, rodeado de Oceanus,

Algunas versiones difieren de lo que se cuenta de este período, se dice que él hizo la silla de oro por la que castigó a su madre por su falta de afecto, y de la que no la liberó, hasta que fue convenció  por Dionisio.

Aunque Hefesto después recordó la crueldad de su madre, sin embargo, él siempre fue amable y obediente hacia ella, una vez, mientras ella estaba peleando con Zeus, tomó su parte, y por lo tanto ofendido a su padre tanto, que lo agarró por la pierna y el casco  y lo arrojó del de Olimpo, donde fue amablemente recibido por los Sintians, que, sin embargo, se contradicen estas versiones en las que Hefesto fue arrojado del Olimpo. Los escritores posteriores describen su cojera como consecuencia de su segunda caída, mientras que Homero le hace cojo y débil de su nacimiento.

Después de su segunda caída regresó al Olimpo, y posteriormente actuó como mediador entre sus padres. En esa ocasión le ofreció una taza de néctar de su madre y los otros dioses, que estallaron en carcajadas al verle, porque era feo y lento, y, debido a la debilidad de las piernas, cuando caminaba, con soportes artificiales, hábilmente hechos de oro Su cuello y el pecho, sin embargo, eran fuertes y musculosos.

En el Olimpo, Hefesto tenía su propio palacio, imperecedero y brillante como las estrellas: contenía su taller, con el yunque, y veinte fuelles, que él trabajaba de forma espontánea. Fue allí  donde él hizo todas sus obras hermosas y maravillosas, utilizando  herramientas y armas, tanto para los dioses y los hombres. Los antiguos poetas y mitógrafos abundan en pasajes que describen trabajos de mano de obra exquisita que habían sido fabricadas por Hefesto. En relatos posteriores, los Cíclopes, Brontes, Steropes, Pyracmon, y otros, son sus trabajadores y funcionarios, y su taller ya no estaba en el Olimpo, sino en el interior de alguna isla volcánica.

La esposa de Hefesto también vivió en su palacio: En la Ilíada se llama “Charis”, en la Odisea “Afrodita, y con  Hesíodo en la Teogonía lleva el nombre Aglaia. El más joven del Cárites. La historia de la infidelidad de Afrodita a su marido, y de la manera en que él la sorprendió, se describe exquisitamente. Los poemas homéricos no mencionan ningún descendiente de Hefesto, pero en escritores posteriores el número de sus hijos es considerable. En la guerra de Troya estaba en el lado de los griegos, pero también era adorado por los troyanos, y en una ocasión salvó un troyano de ser asesinado por Diomedes.

Hefesto tenía su laico que trabaja debajo del cráter del volcán de Aetna en Italia. Allí, él estaba trabajando en estrecha colaboración con los tuertos Cíclopes para crear fuertes rayos de su señor Zeus. Hefesto era también famoso por haber creado la primera mujer del mundo antiguo, Pandora.Su lugar favorito en la tierra era la isla de Lemnos, donde le gustaba morar entre los Sintians, pero otras islas volcánicas también, como Lipara, Hiera, Imbros. y Sicilia, se llaman sus moradas o talleres.

Hefesto se encuentra entre lo humano y lo divino, Atenea es una de las deidades femeninas, ya que, como ella, le da la habilidad para artistas mortales, y, conjuntamente con ella, se cree que enseñó a los hombres las artes que embellecen y adornan la vida. Pero él era sin embargo, concebido como un ser  inferior a la sombra siempre de Atenea. En Atenas tenían templos y festivales en común. Se cree que tienen grandes poderes curativos y Lemnian tierra (terra Lemnia) desde el punto en el que Hefesto había caído se cree que para curar la locura, las mordeduras de serpientes, y hemorragias, los sacerdotes del dios sabían cómo curar las heridas infligidas por las serpientes.

Hefesto Dios griego del fuego y trabajo del metal, era el único dios feo entre los dioses inmortales perfectos del olimpo, nació deforme y fue expulsado del cielo por uno o ambos de sus padres cuando se dieron cuenta de que era imperfecto. Él fue el arquitecto de los inmortales: hizo sus viviendas, muebles y armas.

En su taller, tenía esculturas que estaban hechas de oro y le ayudaron con su trabajo. Su fragua o taller estaba situado bajo un volcán, y con el trabajo que hizo en ella provocó frecuentes erupciones. Fuentes econtradas dicen, que Afrodita fue nombrada como su esposa, aunque ella le fue infiel con Ares. El suyo fue un matrimonio arreglado.

Hefesto era un mecenas de las artes. Él era un tipo y un Dios amante de la paz. En el arte, Hefesto era generalmente representado como encorvado con un yunque y caminaba con la ayuda de un bastón. Él era adorado principalmente en Atenas, donde tenía un templo.

Hefesto fabricó la égida (un escudo) que Atenea reconoció. Las flechas de Eros (También conocido por Cupido) fueron forjadas por Hefesto

Hefesto era el dios de la ceremonia cuando los niños eran inscritos oficialmente a la organización de la ciudad.

De acuerdo con una historia contada tanto por Homero y Hesíodo, Hefesto casó Aglaia, una de las tres Gracias. Era conocido por hacer una canasta de oro que Europa, hija del rey de Sidón, utilizó para recoger las flores cuando ella paseaba con Zeus en el prado. Elaboró la armadura que llevó Aquiles en la Guerra de Troya. Los mismos brazos, a pesar de su conexión con la divinidad, provocaron la muerte de Ajax.

Afrodita dio Armonía un collar extraordinario hecho por Hefesto. La pieza de joyería trajo el desastre a las generaciones posteriores. Erictonio era el hijo de Hefesto: era mitad hombre, mitad serpiente.

La literatura clásica ofrece solo unas breves descripciones de las características físicas de los dioses,

Homero escribió en la  Iliada 20. 37 ss (trans Lattimore.) (Griego épica C8th aC):

“Hefesto  luchó por ellos con el orgullo de su gran fuerza aun así cojeando, y sin embargo con sus piernas dobladas se movia ligeramente.”

En la fragua se movía trabajando con el fuelle muy ocupado, ya que él tenía que estar pendiente de veinte trípodes Hefesto, aun con su cojera, cogió el enorme ventilador fuera del bloque del yunque ; y sin embargo sus piernas encogidas  lo movieron ligeramente por debajo de él Puso, poniendo el fuelle lejos del fuego, recogiéndolo y guardando todas las herramientas en una caja fuerte de plata con las que había trabajado con una esponja se limpiaba su frente, y las dos manos , y su enorme cuello y el pecho peludo, y apoyado en un palo pesado se movía hasta la  puerta. Con apoyo de su maestro realizaron los trabajos. Que algunos eran de oro, podía esculpir a mujeres jóvenes que él veía bondad en sus corazones, y no odio, y los dioses inmortales que aprendido de Hefesteto apoyaron a su maestro.

Homero, en la Odisea 8. 267 ff (trans Shewring.) (Griego épica C8th aC): Hefesto:’. Yo soy un lisiado desde mi nacimiento'”

Cicerón, De Natura Deorum 1. 24 (trans Rackham.) (Roman retórico C1st aC): “En Atenas hay una estatua muy elogiado de Volcanus [Hefesto] por Alcamenes, una figura de pie, cubierto, que muestra una leve cojera, aunque no lo suficiente para ser antiestético. Debemos, por lo tanto considerararon que su  estuviera cojo, ya que la tradición  lo representa como Volcanus, así “.

Nono, Dionysiaca 5. 88 ff (trans Rouse.) (Griego épica C5th dC):

“El novio heavyknee [Hefesto] siempre espera que Kythereia [Afrodita] sería ella la luz junto con una figura cojeando, con la imagen de su padre en sus pies. “

Para tratarse de un dios griego,  Hefesto tuvo un trato discriminativo , se burlaban , tenía una historia bastante cruel Las diferentes versiones de su historia varían ligeramente a través de la mitología griega, pero el efecto sigue siendo el mismo.

Rerferencias:

  1. Hesíodo: Teogonía, 929.
  2. Volver arriba Ilíada, I, 578.
  3. Volver arriba Ilíada, XVIII, 395.
  4. Volver arriba Ilíada, I, 590.
  5. Volver arriba Higino: Fábulas (Fabulae).
  6. Saltar a:a b Ilíada, XVIII, 138 – 147.
  7. Volver arriba Virgilio: Eneida, I, 664.
  8. Volver arriba Ilíada, XVIII, 382.
  9. Volver arriba Teogonía, 945.
  10. Volver arriba Fábulas, 158: Hijos de Vulcano (Vulcani filii).

Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos griegos cortos

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

Hera diosa griega

Hera diosa griega

Hera y Zeus un matrimonio celestial

Hera fue la tercera hija de Cronos, titán Rey del Monte Otris , hija de Rea, nacida después de sus hermanas Hestia y Deméter. Rea esperaba que Hera conseguiría que su padre Cronos no se la comiera, por ser una de las más bellas de sus hijas, pero Hera  había nacido una diosa “un miembro de una raza más poderosa que la de los inmortales “Titanes” así que Hera tuvo la misma suerte que el resto de los hermanos. A Cronos  se le conocía como “el rey caníbal” porque se comía a sus propios hijos, para que no le arrebatasen el trono.
.

En la mitología griega, Hera era la diosa femenina reinante de Olimpos, porque ella era la esposa de Zeus y la reina de los olímpicos, adorada en toda Grecia y los templos más antiguos y más importantes se consagraron a ella. Pero su adoración fue en realidad mucho mayor que la de su marido.

Su sometimiento a Zeus, hizo que su carácter y personalidad fuera avanzando al mal, era pérfida, muy celosa y vengativa, esto se queda reflejado en los cambios más profundos que podía experimentar esta diosa del Olimpo sin pestañear.

Fue concebida como una mujer muy bella, pero la diosa tomó muchas formas entre ellas la de un pájaro.

Zeus después de ir de amante tras amante,  un día se dio cuenta de que  su hermana Hera, se había convertido en una diosa muy hermosa de la que se enamoró. Fue a ella a la que eligió para casarse y comenzó a cortejarla en secreto, a espaldas de su madre.  Hera sabía que Zeus estaba cortejándola, ella ya había tenido seis amantes diferentes, rechazando sus propuestas románticas.

Pero Zeus era perro viejo y para conseguir lo que él quería necesitaba actuar de otra manera para conseguir llegar hasta su hermana. Pero Hera no permitía a su hermano Zeus que la cortejara, más que nada porque conocía como era y que no respetaba las decisiones de las mujeres que habían tenido relación con el todo poderoso Dios. Así que Zeus, haciendo de las suyas, se le apareció a su hermana Hera transformado en un cuco desaliñado, empapado por la lluvia. Hera vio al pobre pájaro,  le dio pena, amablemente, lo cogió cariñosamente y  lo puso bajo el refugio de sus senos para calentar y poder secarlo. Zeus inmediatamente, retomó a su forma verdadera y fiel a su estilo, violó a su hermana. Al ser consciente Hera de lo que le había hecho su hermano, ella avergonzada no tuvo más remedio que casarse con él.

La boda de Hera y Zeus

.

La primera boda de dos dioses olímpicos fue un acontecimiento muy importante. Todos los dioses y diosas asistieron, a la celebración, trayendo con ellos maravillosos regalos. Gaia presentó a su nieta, Hera. Hera plantó un árbol maravilloso ricamente adornado con manzanas de oro, en su jardín bajo el cuidado de las Hespérides, ninfas que eran hijas de la Noche. Hera y Zeus tuvieron una boda gloriosa que duró 300 años.

A pesar de que estaba avergonzada e indignada por el engaño de su hermano, Hera estaba muy impresionada por la inteligencia de Zeus y el ingenio, no obstante. Ella finalmente aceptó convertirse en su consorte a condición de que cuando se casara con ella, se mantuviera fiel a ella. Su boda “ fue descrita como la boda más magnífica y grandiosa en la historia” se llevó a cabo en una celebración espectacular en el Monte Olimpo, y asistieron muchos dioses y titanes neutros. Zeus y Hera llegaron en un enorme carro de oro, fueron dirigidos por Eos “que iluminaban a la novia y al novio con luz rosada brillante”,  la ceremonia fue conducida por las mismas tres Parcas. A través de su matrimonio con Zeus, Hera se convirtió en la reina del monte Olimpo y los dioses del Olimpo. Zeus y Hera recibieron grandes regalos de todos sus invitados a la boda, pero el favorito de Hera fue un magnífico “árbol de manzanas  de oro” que recibió de Gaia. Hera tenía el árbol  lejos al oeste, plantado en una hermosa huerta. Hera empleó las Hespérides, hijas de Atlas, para custodiar el árbol,  las ninfas iban ocasionalmente arrancar una manzana del árbol, por eso, ella puso un feroz dragón llamado Ladón custodiando el arbol. Este huerto fue nombrado el Jardín de las Hespérides.

Los recién casados disfrutaron de una maravillosa luna de miel, y fueron felices durante 300 años, en los que tuvieron cuatro hijos divinos: Ares “dios de la guerra”, Enyo “la diosa de la guerra y  hermana gemela de Ares”, Hebe “la Diosa de la Juventud”, Ilitía “la diosa del parto” y Hefesto “dios del fuego y de los herreros”. Sin embargo, Zeus no pasó mucho tiempo antes de que comenzara el primero de sus muchos asuntos. Hera estaba furiosa y frustrada por sus infidelidades, y dedicó la mayor parte de su tiempo a mantener a Zeus a la vista, así como hacer la vida imposible a sus amantes e hijos ilegítimos.  Su odio fue más evidente en la historia de Hércules, a quien trató de matar cuando nació. Sin embargo, después de que Hércules fue divinizado, Hera hizo las paces con él, y se convirtió en su madre a través del matrimonio con su hija Hebe.

Aunque Hera se la reconocía como la diosa del matrimonio y el parto, tanto a sí misma, ella nunca tuvo un matrimonio feliz o pacífico. Zeus continuó teniendo amoríos con diosas, ninfas y mortales mucho después de que se hubiese casado con Hera, muy a su pesar.

La hija del dios del río Inachus Lo, fue seducida y violada por Zeus. Cuando Hera llegó en busca de su marido, Zeus la transformó en una vaca para protegerla de la ira de Hera, o para ocultar su vergüenza. No te dejes engañar la dijo, Hera envió un tábano que picó en repetidas ocasiones a Lo, conduciéndola hasta el final a través de Asia Menor y África. Solo  entonces Zeus, buscó a Lo en las orillas del río Nilo, cambiando su imagen por la de una mujer.

Es de todos sabido que todo este desfile de amantes, fue lo que produjo que el matrimonio entre Hera y Zeus, el Rey y la Reina del Cielo, no funcionara. Hera era comprensiblemente celosa por todas las infidelidades de su marido. La diosa tenía un carácter violento, y Zeus despertó en ella una furia aún más  incontrolable con cada una de sus seducciones incesantes.
.

Un informe completo de las conquistas de Zeus. La lista de citas incluye, entre muchos otros:

  1. Maia, una pléyade “hija de Atlas”, por el cual fue padre de Hermes “véase The A Team: Todos los atletas olímpicos”.
  2. Electra, otra pléyade, con quien concibió Dárdano.
  3. Táigete, tercera Pléyade, con quien concibió Lacedemonia.
  4. Semele, un mortal, quien dio a luz a Dioniso “véase Coma, beba, y sea feliz: Dionisos”.
  5. Alcmena, otro mortal, que se convirtió en la madre de Hércules “ver los trabajos de Hércules “.
  6. Dana, la madre de Perseo “véase el héroe del modelo: Perseo”.
  7. Leda, por el cual fue padre de Helena y Pólux.
  8. Zeus también tuvo escarceos con los muchachos, el más destacado fue el que tuvo con Ganímedes, un hermoso joven de Troya que Zeus secuestró para convertirlo en su copero.

Tiresias era el único  que estaba calificado para mediar en la disputa entre Zeus y Hera, pues solo él había probado los placeres de la vida como un hombre y una mujer. Cuando era joven, había matado una serpiente femenina en el acto de acoplamiento, y se transformó de inmediato en una mujer. Después de siete años de esta vida, él mató a una serpiente macho en el acto de apareamiento, y cambió de nuevo a un hombre en el acto.

Decenas de miles de años atrás, con el arte rupestre quedó muy claro, que la humanidad desde este periodo, se centró en el cuerpo de las mujeres, embarazadas o en condiciones de tener hijos. Los partos eran más humanos y más cercanos a al sentimiento humanitario, que hizo que en la tierra diera comienzo  un nuevo tiempo para dar a luz una nueva vida en la primavera. En la medida de que estos seres humanos, que hasta entonces se habían mantenido distantes de los dioses, evolucionaron lo suficiente como para pensar en adorar cada uno a un dios diferente,  y poder pedir una necesidad a cambio de algo y a partir de ese momento, los hombres pensaron en ella, y la mujer pensó como mujer.

Los celos no eran la única emoción que pudiera despertar la ira de Hera. La diosa era también muy competitiva por su belleza. La primera esposa del gran cazador Orión, se jactó de que ella era más bella que Hera, la diosa le envió al Hades. Y cuando Paris de Troya eligió a Afrodita como la más bella de las diosas, Hera se puso naturalmente del lado de los griegos en la guerra de Troya que apoyó “En el amor y en la guerra todo vale: La caída de Troya”.

Zeus prohibió la interferencia divina en este conflicto. Pero a pesar de esta prohibición, Hera sedujo a su marido, distrayendo su atención de modo que Poseidón podría incitar a los griegos para atacar a los troyanos.

Muchas relaciones adúlteras de Zeus pudieron derivar en el nacimiento de nuevos dioses del cielo, tenía un número, sabiendo que Hera su esposa, iba a montar en cólera, al enterarse de sus escarceos o de sus realizaciones locales del Gran Dios. Todo esto en ella creaba cierta inseguridad y en uno de estos hechos, los adoradores de Zeus,  fueron testigos del nacimiento mitológico de Atenea que nació de su cabeza. Esto era otra demostración de su poder, ya que con esto estaba demostrando” Que del dios del cielo podía nacer cualquier divinidad”.

Esta diosa continuó siendo adorada muchos siglos, le daban “culto a la fertilidad”, en gran parte debido a las prácticas religiosas degeneraron bajo nuevas influencias. Pero podemos buscar huellas en los mitos del viejo orden, en la que Atenea, cuyo nombre es pregriega, era la diosa misma.

Olympian Riot, y el castigo de Hera

Hera, enfurecida por las infidelidades de su marido, decidió iniciar la primera los “últimos” disturbios olímpicos contra Zeus. Consiguiendo ganar el apoyo de Poseidón, Apolo y Atenea. Esa tarde, Apolo, Poseidón y Atenea se escondieron en el pasillo adyacente a las cámaras reales de Zeus, a la espera de la señal de Hera. Tan pronto como Zeus se había quedado dormido, los cuatro rápidamente ataron fuertemente al Rey del Olimpo con irrompibles y apretadas cadenas de oro. Dejándolo completamente inmovilizado y encadenado, un Zeus enfurecido parecía muy intimidante. Por último, Poseidón intentó razonar con su hermano. Zeus se negó, lo que provocó que Hera abogara dejándolo encadenado en su despacho hasta que él estuviera de acuerdo. Poco después, los cuatro atletas olímpicos partieron para el Salón del Trono como primera “y última” reunión democrática del Consejo Olímpico, que resultó ser una tarea muy engorrosa. Afortunadamente, tras la violencia y los destrozos causados por el rey del Olimpo, este fue encontrado por la nereida Tetis. Después de convencer a Zeus que fuera misericordioso con los amotinados olímpicos, Tetis logró encontrar los Hekatonkheire Briares por la orilla del mar. Tetis estaba dichosa por salvar a Zeus, recordándole que debía su propia libertad de Tártaro y Kampe a él. Briares desencadenó rápidamente a Zeus, después de lo cual este último se apoderó de su Maestro Perno e irrumpió en el Salón del Trono, que terminando violentamente la reunión. Zeus se mantuvo fiel a su palabra, y fue misericordioso hacia los alborotadores, pero a todos castigó en consecuencia.

Hera recibió el castigo más severo de todos: Zeus la encadenó justo encima del aterrador ” Vacío del Caos” Cada día, Zeus la visitaba, y amenazaba con romper las cadenas con su Maestro Perno,  para que fuera testigo de su caída al vacío. Hefesto podía oír los lamentos de su madre todo el tiempo desde el Monte Olimpo, esto lo enfurecía más, al no poder hacer nada y no  soportaba oírla sufrir, por ese castigo tan severo. Como resultado, él finalmente la liberó. Hera lágrimas en los ojos le abrazó, y se comprometió a no volver a llamar a Hefesto feo nunca más.

Hera fue la patrona de Argos, con un santuario en honor a la diosa a mediados del siglo octavo siglo BCE. También tenía un templo dedicado a ella en Olympia (650-600 aC), y Tirinto fue un importante centro de culto a la diosa en el siglo séptimo antes de Cristo. La isla de Samos, algunas fuentes cuentan que fue el lugar de nacimiento de la diosa,  y que había sido el centro para la adoración de su culto en el período micénico a mediados del segundo milenio antes de nuestra era, y un importante santuario fue creado desde el siglo octavo que prosperó en la época romana.

Hera fue muy estimada en Elis, donde las monedas representaban a la diosa en el BCE quinto y cuarto siglo. Al otro lado de Grecia, competiciones deportivas para las mujeres, la Heraia, se llevaron a cabo en honor de Hera, al igual que las fiestas matrimoniales anuales (hierogamia) cuando las parejas escenificaban el matrimonio entre  Zeus y Hera.


Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos griegos cortos

 

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

Diosa Griega Hestia

Diosa Griega Hestia

Hestia la diosa griega del fuego sagrado

Hestia era la diosa de la generación del Olimpo, hija de Cronos y Rea y hermana de Zeus, Poseidón, Hades, Deméter y Hera. También era diosa del hogar, la arquitectura, la familia y el Estado.

Fue reconocida como jefa de las diosas y era la más influyente y la más reverenciada de las diosas griegas.

No obstante, aunque la diosa Hestia fue una vez la más importante de las diosas griegas, esta fue una diosa desconocida. Su nombre significaba “la esencia de la verdadera naturaleza de las cosas”.

.

Los eruditos a menudo se refieren a la diosa Hestia como “la diosa olvidada”. Debido a su asociación con la hospitalidad.

A diferencia de las otras diosas griegas, Hestia no tenía una “historia”. . . Hestia no era demasiado importante en la mitología griega, Homero, autor de la Ilíada y la Odisea, no la mencionaron. Lo mismo pasa con Hesíodo, y Ovidio no aparece en sus obras ni dicen nada sobre ella. Se conoce muy poco de ella y son pocas aventuras para narrar, ella simplemente era “La diosa griega Hestia”

Existen pocas imágenes de la diosa Hestia. Sus símbolos, era la llama sagrada y el círculo, por lo general se utilizaban para representar  a la diosa Hestia en obras de arte.

Hay historias breves relacionadas con la diosa, pero son muy pocas fuentes para aleccionar. Es sus rasgos, no sus acciones, la mayoría la definen como una diosa: indulgente, pacífica, serena, digna, tranquila, segura, estable, acogedora, y, por encima de todo, justa.

De todos los dioses del Olimpo y diosas, Hestia fue la primogénita. Y también la última. Esto tiene una explicación.

.

Sus padres fueron los Titanes, Cronos y Rea. Fue su primera hija. Pero como hemos relatado en este mito, Cronos, temeroso de que una profecía se hiciera realidad,  de que uno de sus hijos usurparía su trono. Esa es la razón  de que fuera la primera primogénita en ser devorada por su propio padre “La diosa Hestia” Así Cronos lo hizo con el resto de los hermanos y hermanas que la siguieron, pues el dios Cronos quería evitar que se cumpliera la profecía..

Tras el nacimiento de Zeus, la diosa Rea, viendo el comportamiento que tenía Cronos,  engañó a su marido y en lugar de darle a comer a Zeus le dio una piedra envuelta en pañales, lo que le hizo vomitar a todos los bebés que había tragado. La última  que fue vomitada fue Hestia. Por lo tanto, de la diosa se dice muy a menudo que “Hestia, fue la primera y  la última” en nacer.

.

La diosa Hestia creció en gracia y belleza y muy pronto llamó los dioses Apolo y Poseidón quisieron pedir su mano en matrimonio. Pero Hestia esas proposiciones no la llamaban la atención, ella no quería ser como Afrodita, la diosa del amor, no quería hacer lo mismo que su hermana llevar una vida de romance y matrimonio, no fueron sus maneras, así que  ella juró  a Zeus que no iba a casarse.

Más que nada, quería seguir un camino que fuera fiel a sus principios y se dejó llevar por su  naturaleza y esa fue su propia elección.

A ella no la llamaba especialmente la atención ser poderosa, ni tampoco quería correr arriesgadas aventuras, como Atenea y Artemisa, las otras diosas vírgenes, es decir, que no estaban casadas. Era feliz cumpliendo sus designios  y cumplió, siendo “la tía Hestia”, y disfrutó de estar al servicio de su familia y de la comunidad.

Zeus, en agradecimiento por el comportamiento de su hermana con la comunidad, anuncio que Hestia había evitado una posible guerra entre los pretendientes rivales, no solo había apoyado el deseo de su hermana la diosa Hestia, sino que respeto su deseo en que permaneciera soltera , haciendo por decretó que el nombre de Hestia debería ser mencionado por vez  primera en toda oración y que ella debería ser obsequiada con la primera de cualquier sacrificio y debía de ser honrada en los templos de cada una de las deidades olímpicas.

De esta manera Hestia, quedó conforme con lo que Zeus promulgó y él mismo la entregó las llaves de la casa de la familia “El Olimpo” y le ofreció el cargo de gerente, y con ella la responsabilidad de dirigir esta gran propiedad, mientras que el resto de los dioses y diosas vagaban por el resto del mundo realizando todo tipo de aventuras.

.

Fiel a su naturaleza, Hestia se quedó en casa, sin dejar nunca “El Monte Olimpo”, siempre estaba ahí para dar la bienvenida.

La diosa Hestia siempre se mantuvo al margen de las peleas que fueran surgiendo fuera del “El Olimpo” nunca se involucró en las luchas y las conspiraciones de los otros dioses y diosas.

Ella no juzgaba, ni perdonaba, su amor era incondicional  e inspiraba confianza a cambio. Confiable y cariñosa, Hestia siempre estuvo, cuando la necesitaron, les ayudó a controlar sus vidas que eran sin duda más emocionante que las de ella.

Una de las responsabilidades más importantes de Hestia como la guardiana del Olimpo fue la de tener toda la ropa y el equipo siempre listo y en buen estado a los huéspedes del Olimpo. Otra cosa era que la despensa siempre debería estar llena, así que no podía faltar comida y el vino en la mano de cualquiera de los dioses cuando regresara de sus aventuras.

.

Como guardiana de la llave de todos los suministros, Hestia gestionaba de forma eficiente la casa grande, era de total fiabilidad  y muy práctica.

En una fuente se cita que Príapo intentó violarla mientras ella dormía y cuando se acercaba a la cama, un burro  comenzó a rebuznar alto, para despertar la adormecida Hestia. Sus gritos despertaron los otros dioses y diosas y enviaron cayendo la vergüenza ante todos los dioses a Príapo mientras trataba de huir.

Hestia es también conocida como la creadora del concepto de “santuario”. Era una ofensa a Hestia la de rechazar la hospitalidad a un extraño. Que los necesitados debían ser resguardados y protegidos de los malos tratos fue reconocida por los seguidores de Hestia como una obligación sagrada.

Se hizo especial hincapié en la necesidad de no “aprovecharse” de un huésped femenina, presumiblemente como resultado de la experiencia de Hestia con Príapo.

Hestia se mantenía en contacto muy  a menudo con su amigo y vecino Hermes, el dios de la comunicación y los viajes. Los dos eran polos opuestos. Hestia era poco habladora y salía poco de casa, mientras que Hermes, no paraba en casa  y tenía el “don de la palabra” y viajaba hasta los confines más lejanos del mundo.

Era evidente de que una unión entre estos dos dioses, hubiera sido un disparate y claramente no podrían haber tenido éxito, los dos compartieron grandes fuertes lazos de amistad. Tienen un himno dedicado  a la pareja, se les describe juntos en los himnos homéricos (editado por HG Evelyn-White):

Hermes era un ser  optimista y ayudaba al que lo necesitaba, y Hestia, era venerable y querida. Van a vivir en esta gloriosa casa de la amistad juntos, para conocer las acciones nobles de los hombres, y ayudar con su sabiduría y fuerza.

El círculo simbolizó en Hestia, su contraparte, la diosa “completa”, “la diosa que era todo “, “completaba en sí misma”. Hestia fue vista, no solo psicológicamente “centrada”, sino también como la representación del centro, el centro de la casa y la familia, la ciudad, e incluso el propio mundo.

La fuente del fuego sagrado de Hestia se piensa que es la lava fundida que arde en el centro de la tierra, unida por un “cordón umbilical” llamada los Oomphalos a la ciudad de Delfos, un territorio de un inmenso conocimiento y una gran voluntad espiritual.

Su ayuntamiento fue construido alrededor de un fogón para honrar a la diosa Hestia, era un lugar de encuentro para los ciudadanos, en el que se reunían  para discutir los asuntos de la comunidad, fue precursor de la democracia occidental.

La llama viva de Hestia se mantenía encendida  constantemente y nunca se  permitió que se apagara, porque representaba la voluntad  la energía de toda la vida y dejar que la llama se apagara, era invitar a la humanidad, a una existencia fría y estéril. El fuego de Hestia lo fueron dividiendo y repartiendo entre sus templos desarrollando nuevos “subdivisiones, el fuego se llevó desde el hogar de la ciudad para encender el fuego de la nueva comunidad, asegurando su prosperidad y así se garantizaba que la llama se mantuviera encendida y nunca se apagara. Del fuego de la diosa Hestia, proviene la antorcha olímpica,  es solo un ejemplo de la llama viva que ha sobrevivido hasta nuestros días, a pesar de que rara vez se recuerda que originalmente la llama se dejaba encendida en honor a la diosa griega Hestia.

También formaba parte de los rituales que hacían los novios al encender una vela junto a las llamas de dos candelabros para simbolizar la creación de la “nueva familia” de sus dos familias “antiguas” derivadas de la antigua práctica de llevar la llama de Hestia de la casa de la madre de la novia con el fin para asegurar la bendición de Hestia en la unión.

Cada casa tenía un hogar que era bendecido y dedicado  a la propia diosa, y cada día comenzaba y terminaba con un ritual en el que se solicitaba a la diosa, que no faltara en su hogar la protección, el alimento de la familia dentro.

Hestia intentaba que las casas deberían ser construidas desde el centro hacia fuera, para mantener protegida la llama sagrada, era la diosa de la Arquitectura.

.

Todos los niños que nacían eran llevados a un círculo, colocándolos alrededor del altar de Hestia para asegurar sus bendiciones, como parte del ritual. En el centro  de cada hogar había un altar a Hestia, que era una chimenea donde se reunía la familia.

Desde el punto de vista de Hestia, una casa debería ser realmente  un lugar donde  cuerpo y  espíritu se relajara y las relaciones se mantuvieran, un sitio  para “volver a casa” después de la exposición al frío y el caos del mundo exterior.

Por eso a  Hestia se la asociaba con “la calidez de la chimenea acogedora del hogar”. Del mismo modo que las llamas brillantes del hogar nos calman con su calor , con  la luz que brilla intensamente, la diosa Hestia nos da la seguridad, la paz, y la comodidad y nos ayuda a aceptar la verdad de nuestras vidas con la gracia interior.

Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos griegos cortos

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

Zeus dios griego

zeus dios del olimpo

El origen del nombre de Zeus

Los antiguos dioses griegos, a diferencia de muchas divinidades, tenían muchas dudas sobre el origen del nombre de Zeus. Se tiene conocimiento que su nombre  estaba conectado con una antigua deidad indoeuropea llamada “Dyeus”, que quería decir “cielo”. El mito griego se diferencia bajo el punto divino, de que los dioses griegos  a día de hoy conocen a “Zeus”, como el dios de los cielos y el trueno.

El rey de los dioses griegos

Como rey de los dioses griegos que era Zeus, este  fue representado muy menudo con distintos aspectos o con unos símbolos específicos con el fin de  poder  identificar su propia personalidad dentro de la propia mitología griega.

Por ejemplo, las imágenes que han llegado hasta nuestros tiempos de Zeus,  son las clásicas, en la que muestran a un Zeus lanzando rayos, representando el poder del guerrero de la  deidad, conectado a Hefesto dios de la forja y el fabricante de los rayos.

No obstante, en el mundo de la mitología se van descubriendo nuevas cosas, nuevas informaciones, que puede que se contradigan constantemente unas con otras, sin embargo, no dejan de tener todas la misma credibilidad… Ninguna. El mito es eso, una invención de los hombres, esto quiero decir que no ha existido nunca como tal, no debemos de olvidarlo.

Cuando Zeus despuntó en el período clásico,  a Zeus se le cambió la imagen por la que era conocido, en ella estaba lanzando un rayo y se la cambió por otra en  la que estaba sentado en su trono, sosteniendo un cetro.  Se sabe que estaba acompañado por la diosa de la victoria Nike, representada como una pequeña alada en la mano de Zeus o también de Atenea.

 Comenta Hesíodo de Nike, que era hija del titán Palas y de Estigia, resultando ser hermana también de Bía “la Violencia”, Zelo “el Fervor” y Cratos “la Fuerza”.

El templo de Zeus en la Acrópolis de Atenas

Es fundamental recordar, que Zeus no era descrito en la mitología  como un tirano y en la literatura era representado como un dios justo e imparcial, representante de la Justicia. Haciendo un estudio de su iconografía determinada, Zeus siempre se le describe como un hombre solemne, en su plena madurez, con barba blanca, que demuestra, que puede ejercer como  patriarca de la familia olímpica, lo que no sucede con otras deidades masculinas, que se disputaban el trono del olimpo, como el mismo Apolo y Hermes, que a menudo son representados como hombres lozanos “efebos” sin barbas; y sensuales y muy atractivos, pero no llegaron alcanzar al gran poder de Zeus según fuentes encontradas, además, era respetado  por sus símbolos del águila, el toro y el árbol de roble, que le daba a Zeus un liderazgo en plena madurez.

El nacimiento de Zeus

El panteón de los dioses griegos estaba situado encima del Olimpo,  estaba  gobernado por una generación de deidades, conocidas como Titanes. El gobernante de estos seres divinos, era Cronos, hijo de Gaia “la madre tierra”.

La madre de Cronos informó a su hijo de que iba a ser despojado de su trono,  por uno de sus hijos y que este acto, le daría un poder superior.  Como Cronos, no quería que sucediera lo que le predijo su madre, cuando la esposa de Cronos,  Rea daba a luz a un niño, Cronos se comía al recién nacido para evitar de esta manera, que le pudiera arrebatar su poder. No obstante, habiendo devorado Cronos a Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, cuando Rea iba a dar a luz a “Zeus”, Cronos fue engañado por su mujer, y dio a luz a Zeus en secreto y cuando le fue a ofrecer a su hijo a Cronos para que se lo comiera, en su lugar le dio una piedra envuelta en pañales.

Existen Fuentes que no se ponen de acuerdo de la manera en que fue criado “Zeus”, algunas comentan que fue por Gaia, otros por la ninfa Metis, otras mantienen que fue por Amalthea la cabra. Pero ¿cómo se salvó “Zeus”?

Muchas cosas se escriben sobre la mitología, todo lo que se escribe, tiene tanta validez, como lo escrito desde los inicios de los mitos. En cualquier caso, todas las fuentes coinciden en que cuando Zeus  se desarrolló completamente regresó al Olimpo para enfrentarse y desafiar a su padre y derrotarlo.

Zeus derrotó a Cronos

Una vez más, las fuentes existentes, no coinciden en los detalles que tuvieron lugar entre Zeus y Cronos. Se comenta que fue  Metis quien, por mandato de Zeus, oreció al padre de éste, Crono, el emético le hizo vomitar a todos los hijos que previamente se había comido.

Existen otras fuentes contradictorias que dicen que Zeus abrió el estómago de su padre para liberar a sus hermanos y hermanas. Zeus consiguiendo dejar libres  tambiéna “cien gigantes”, Cíclopes “gigantes de un solo ojo” y Hecatónquiros “tres gigantes”,  conocidos también como Centimanos, gigantes con 100 brazos y 50 cabezas, hijos de “Gaia y Urano”.

A todos los hermanos de Cronos que había encarcelados en el Tártaro. En agradecimiento  a Zeus  por darles la libertad, los Cíclopes le dieron a Zeus el conocimiento de cómo elaborar rayos. Armado con estas armas, con la ayuda de sus hermanos y hermanas, así  también por los gigantes liberados, Zeus declaró la guerra a los Titanes “esta batalla se conoce popularmente como el “Titanomaquia ”. Los Titanes fueron derrocados y relegados al Tártaro por toda la eternidad custodiados por los Gigantes. Sin embargo Atlas, tuvo un castigo muy diferente, como él había sido el que lideró a los “Titanes con Cronos”, Zeus le obligaron a llevar el peso de los cielos sobre sus hombros para siempre. No todos los titanes se pusieron del lado de Cronos; Océano se mantuvo neutral y Prometeo se dice que fue de una gran ayuda para “Zeus repartió el mundo de la siguiente manera.

  1. dios del cielo y soberano de los dioses olímpicos
  2. A Poseidón se le dio dominio sobre el control del mar
  3. A Hades el control del Inframundo.

Los únicos seres que Zeus no les dio ningún  control fue al  Destino y a las Parcas, que continuaron siendo  despiadadas en todo el reinado de “Zeus”,  Como se puede leer en la Ilíada de Homero, en la que Zeus le dice a Tetis  que no puede salvar la vida de su hijo porque está destinado morir.

El dios zeus

Gigantomaquia

Después de la caída de los Titanes, la abuela de “Zeus”, Gaia, enfadada con el nuevo orden de los dioses, ya fuera porque estaban tratando  mal a los titanes, o porque sentía que no estaba siendo suficientemente honrada en el nuevo régimen olímpico. Por lo tanto, como venganza, a los sucesos acontecidos, ella dio a luz a una raza de gigantes; criaturas horrendas, despiadadas, gigantescas en tamaño e invencibles. Eran bestias famosas como Equidna y Tifón.

Cuando tuvo lugar el nacimiento por Tan pronto como nacieron, los gigantes lanzaron una ofensiva en el monte Olimpo, lo que obligó a los dioses a librar la batalla una vez más. Los gigantes intentaron llegar a los cielos agrupando las montañas de Tesalia, Ossa y Pelión.

Los dioses estaban contra los gigantes, pero no habrían ganado si no hubiera sido por la ayuda fundamental de la diosa Atenea “Que según citan algunas fuentes, nació en medio de la batalla de la cabeza de “Zeus”“ y Hércules, le dio el golpe de gracia a Alcoyoneus, el líder de los Gigantes. El Gigantomaquia fue un tema popular en el arte clásico, a menudo, como los Titanes fueron derrotados al mando de cronos fueron derrotados al este del Partenón ateniense.

 

Hera esposa de “Zeus”

 

Habiendo establecido el rey de los dioses, Zeus hizo a su hermana Hera su esposa y la reina “y es muy probablemente que debido a esta unión que a Hera se la conozca como la diosa del matrimonio. Hera casi siempre se presenta como la esposa de Zeus y apenas puede ser considerado una figura mitológica importante en por derecho propio. Ella sobre todo aparece entrometiendose en los asuntos de “Zeus”, a menudo exigente feroz  buscando venganza en las amantes de su marido. Un buen ejemplo de esto es cuando Zeus se enamoró de Lo y Hera, con pleno conocimiento de esto, obligó a Zeus para ocultar la verdad mediante la transformación de la niña en una vaca “Esquilo Prometeo encadenado”. Hera también fue conocida por tener hijos ilegítimos de “Zeus”, uno de ellos fue Hércules, que se volvió loco y causó la muerte a su propia esposa e hijos.

 Las amantes y famosos Niños  de Zeus

Aparte de Hera, las amantes de Zeus fueron muchas y variadas, a veces sus afectos eran diosas, otras mujeres mortales. Como se mencionó anteriormente, Zeus violaba, y parecía que le atraían las chicas jóvenes, pasando a tener relaciones con doncellas como Leto “que crio a Helena de Troya”, Alcmena “quien crio a Hércules”, Europa “quien crio a Minos y Sarpedón” y muchos otras doncellas se mencionan a lo largo de la tradición mitológica. A estas mujeres y a sus hijos, Hera por la ira que le producía le ififelidad de Zeus su esposo, fue capaz de perseguirles, sin embargo, cuando Zeus decidió sentarse con la diosa su capacidad de castigar era limitado, y Zeus decidió sentarse con una diosa bastante a menudo. Entre sus amantes divinas estaba Leto “madre de Apolo y Artemisa”, Mnemósine, hija de Gaia y Urano “quien dio a luz a las nueve Musas”, Dione “madre de Afrodita” y Deméter “que llevaba Perséfone”. Se ha teorizado que estas relaciones quedaron impunes, ya que eran de alguna manera universales y naturales.

A medida que Zeus era el dios del cielo, sus asuntos con seres como Dione “humedad” eran simbólicos y no era diferente de su relación con Juno “la atmósfera”. Por lo tanto, puede verse que los asuntos de Zeus con mujeres que eran muchos, casi siempre tenía como resultado un niño. El amor de “Zeus”, sin embargo, no se limitó a las mujeres, como lo ilustra el famoso ejemplo  y estaba perdidamente enamorado  de Ganimedes un héroe divino originario de la Tróade. Siendo un hermoso príncipe troyano, hijo del mismo epónimo Tros (o de Laomedonte, según las fuentes   de una hermosa nombres juveniles Ganímedes, secuestró al niño y lo llevaó al Olimpo para ser el copero inmortal de los dioses y su consorte. Aunque este tipo de comportamiento podría ser visto como una barbaridad en la sociedad actual, la práctica ateniense de la pederastia “en el que un ciudadano de sexo masculino mayor podía tomar bajo su tutela a un joven mancebo con el fin de presentarlo en los caminos de la sociedad de los adultos, mientras que practicaban una relación sexual” era común y una parte más o menos esencial de la pubertad de un hombre joven. Así, en este mito, Zeus puede verse ejerciendo el papel de tutor, no de violador, que no sucede en el caso de sus relaciones con las mujeres mortales.

Zeus y la Humanidad

 El sentido en el que Zeus se relacionó con el hombre, no está clara, ya que diferentes mitos que involucran las relaciones de Zeus y encuentros con la humanidad hay diferentes pensamientos. Por ejemplo, en el famoso mito de Prometeo y Pandora, Zeus prohíbe al hombre a dar fuego como Zeus desea mantenerlo para los dioses y para evitar a los humanos avanzar mediante la obtención de los métodos con los que cocinar los alimentos, forjar herramientas y mantener caliente la casa. Cuando Prometeo desobedeció este decreto cuando robo una chispa de fuego divino para entregársela a los hombres, Zeus encadenó en furia y lo castigó. No satisfecho con castigar a Prometeo, Zeus también tuvo sus compañeros dioses de artesanía, la primera mujer fue Pandora, y le dio al mundo con una caja que ella nunca fue capaz de abrir.

Si bien estas mitologías nos sugerirían que Zeus tuvo una gran animosidad hacia la humanidad en general, parece como si más adelante en el desarrollo de la raza humana, los sentimientos de Zeus se suavizaron, como se muestra por la historia de Filemón y Baucis. Zeus solía visitar la tierra, disfrazado, con el fin de determinar el estado del mundo de primera mano. Un día, Zeus se dignó a visitar a los pobres, a la piadosa pareja de Filemón y Baucis. Cuando Zeus llegó en la forma de un mortal, la pareja estaba deseoso de mostrar la hospitalidad de acuerdo con las leyes de la xenia “un código específico de ofrecían hospitalidad a sus invitados, por cierto Zeus era el guardián de los extraños y el ejecutor de xenia” y optaron por matar a su última gallina para alimentar a su invitado. Al ver su generosidad Zeus se reveló y les concedió larga vida, y cuando murieron,  Zeus a ambos los transformó en robles y permanecieron de pie delante de su templo durante siglos.

Zeus dios del olimpo

 Aunque como el principal dios del panteón griego, Zeus tuvo sitios de culto en toda Grecia, la más grande con el más famoso recinto, el  Panhelénico situado en la Olimpia. Fue en este sitio donde se originaron los Juegos Olímpicos antiguos, y los hombres de toda Grecia recogerían allí con el fin de competir unos contra otros para su propio honor y el de su ciudad estado.

Estos juegos fueron altamente politizados, con las ciudades a menudo en conflicto que competian entre sí por la gloria y el prestigio de la victoria. De hecho, a pesar de que era normal que los recintos Panhelénicos tener tesoros en el que se mantenían las ofrendas votivas de diferentes ciudades, los tesoros de Olimpia. El templo de Zeus en Olimpia fue el hogar de la famosa estatua de Zeus, hoy en día no se tiene conocimiento de ella, era una de las maravillas del mundo antiguo y Pausanias “un antiguo escritor de viajes griego” insta a cualquier visitante de Olimpia a experimentarlo.

El sitio de culto de Olimpia pudo haber sido el más grande en existencia, pero había otros sitios en toda Grecia, cada uno de ellos diferentes, su función y cómo se le debía adorar.

Por ejemplo, Heródoto nos dice que a Zeus se le reconoce muy a menudo como el dios del tiempo, y por lo tanto su culto se concentra en la cúspide de las montañas, cerca del cielo. El lugar más importante preferido por  Zeus era, por supuesto, el Monte Olimpo Estos santuarios sin embargo, han sido excavados en otros lugares, por ejemplo, en el Monte Hymettus, y parece  ser, que estos  montes se asocian principalmente con los rituales de lluvia. Aunque rara vez,  a Zeus se le refiere a veces en contextos rituales como “el que señala” o “el de los presagios”, lo que sugiere que él realizó algún tipo de papel Oracular. Como Zeus era una forma de realización del Destino, entre otras cosas, parece apropiado que se le pidió presagios en lugar de favores divinos específicos como ninguna cantidad de oración permitirá a Zeus para ir contra del curso del destino.

Este aspecto de Zeus se ilustra además con algunos sitios oraculares, en Dodona en Epiro “notificado a ser el oráculo más antiguo en el mundo griego, activo hasta finales del Hellestic Eraas así como en Siwa en Egipto. Hornblower afirma que los sacerdotes del oráculo interpretaría mensajes dados por el dios, en las formas de las trayectorias de vuelo de las aves en y alrededor de los árboles sagrados de roble, la adivinación por sorteo “cleromancia”, por los sonidos de un gong y o el canto de las aves cercanas.

Zeus, como la mayoría de los dioses del panteón griego, tenía su función principal como dios y rey del Olimpo. Su título Panhellenios muestra su aplicabilidad a toda Grecia, ya que se traduce literalmente como dios de todos los helenos.

Como se mencionó anteriormente, Zeus era el señor y guardián de Xenia, dando lugar a lo que tiene el nombre de Zeus, Xenios, la deidad patrona de la hospitalidad, amistad y castigador de todos los que violaron las leyes de Xenia. Además, Zeus, Agoraios vigilaba las relaciones comerciales en el mercado “ágora” y estaba dispuesto a castigar a los pícaros, ladrones y comerciantes desleales. Otro aspecto de Zeus era como guardián de los juramentos y castigaba a quienes violaban esos juramentos. Como resultado, los juramentos a menudo eran juramentados por “Zeus todopoderoso” y las personas que violaban los términos de su juramento eran jugadas y castigadas.


Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos griegos cortos

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.

Apolo dios griego

Apolo dios griego

Apolo era el dios griego de la música, de las bellas artes, de la inspiración y de  la medicina, que perteneció a la segunda generación de los dioses del Olimpo. Fue el fruto de una peculiar historia de amor entre Zeus y Leto, diosa principal de la Licia anatolia, su templo, el Letoon estaba situado muy próximo de Janto, cerca de la confederación licia de ciudades estado. La gente de Cos reclamaba a Leto como suya…

Al suroeste de Anatolia, en la actualidad Turquía,  se haya situado el santuario principal de la diosa Leto. Sus gentes le pedían a los mandatarios supremos que la reconocieran como su diosa, porque ellos la tenían que adorar en sus templos.

Leto era hermana gemela de Artemisa. Apolo destacó por muchas cosas, entre ellas se muestras las más importantes:

  • Era el dios de la luz, de la música, también era de la poesía y de la inspiración poética.
  • Era el dios de la medicina, tenía el don de curar a los que agonizaban si le pedían a este dios que les sanara.
  • Como también tenía el poder de propagar epidemias en las que morían gran parte de los habitantes.
  • Este dios del olimpo tenía el poder de ver el futuro y podía predecir lo que iba a pasar antes de que sucediera.

La violación de Zeus a Leto

Un día que Leto estaba corriendo despreocupada  por toda la tierra, disfrutando de sus llanos, de sus montes de sus mares, Zeus  aprovechándose de que Leto no estaba atenta a lo que ocurría a su alrededor, la poseyó, quedándose embarazada de Apolo. Leto era hermana gemela de Artemisa. 

Hera al descubrir la nueva infidelidad de Zeus, se negó a acoger a Leto en sus dominios, pero  le ofreció a Leto una pequeña isla flotante llamada  Ortigia que estaba situada en la Isla de codorniz. Asteria, accedió dar asilo a  la desafortunada Leto.  Zeus acepto el trato que le ofreció Asteria  con muchos recelos, ya que esta isla, no tenía recursos suficiente para poder dar de comer a los animales como ovejas, bueyes, no había nada,  ni la fruta que necesitaban los osos u otros árboles. Así que Asteria, ayudando de esta manera a Leto no temía las consecuencias que pudiera generar la ira de la diosa Hera, porque en la isla no había nada con que sobrevivir.

Nacimiento de Apolo

Leto era hermana gemela de Artemisa. Cuando tuvo lugar el nacimiento de Apolo, Los dolores de parto  de su madre Leto llegaron a ser tan insoportables que la diosa Hera, lo alargó para Leto sufriera durante nueve días enteros. Nueves días en la que la diosa Leto se pasó día y noche, tendida sobre la raíz de un árbol de palma, único árbol que había en la isla.

En un lugar perdido e incomunicada, Leto se pasó el tiempo que duró su embarazo. esperando que naciera sus hijos. Cuando empezaron los dolores del parto,  era tanto el dolor que sufría, que no soportando esa cruel tortura, suplicó a la propia Hera para que le dejara  dar a luz a sus hijos. Esta pedida de ayuda lo oyeron Atenea, Deméter, Afrodita, y otras diosas menores y en seguida acudieron en su ayuda, pero no pudieron hacer nada sin tener el beneplácito de Hera. Solo la podía ayudar Ilithyia la diosa de los nacimientos exitosos en el Olimpo, la que podía hacer algo para ayudar a la diosa Leto.

Al comprobar Leto que todo los intentos por los dioses para que está por fin pudiera tener a sus hijos,  mandaron el mensajero de los dioses “colorido Iris”, para pedir a Hera que permitiera que este parto llegara a buen fin,  pero para que Hera quedara satisfecha, tenía que recibir algo a cambio de este favor.  El mensajero de nombre “Colorido Iris”le entregó un collar de una perfección y hermosura excepcional, era de oro y ámbar fue construido en el taller del gran artesano del dios Hefestos.  Este regalo calmó la ira de la propia Hera, que envió a Ilitía a Delos. Leto se encontraba cansada  y agonizante después de tantos días Leto, pudo hacer un último esfuerzo, se  arrodilló en la raíz de la palmera y  así en esta postura, dio a luz primero a Artemisa e inmediatamente después a Apolo.

En el momento del nacimiento del dios, unos cisnes sagrados sobrevolaron la isla haciendo siete círculos, porque nacieron en  el séptimo día del mes.

Apolo dios griego  olímpico de las bellas artes

Cuando Leto por fin pudo parir a sus hijos, comprobó que no le quedaba tiempo suficiente para amamantar al recién nacido dios. Una vez que nació Apolo,  de la boca de Leto goteaba unas gotas de néctar y un pequeño trozo de la ambrosía de los dioses y el milagro ocurrió. El bebé comenzó a crecer rápidamente y los pañales pronto se desprendieron de su cuerpo. Transformándose en un hermoso dios, de gran estatura, ojos azules y con unos rizos rubios largos. Por lo tanto, él tenía muchos romances con ninfas y mortales. Muy pronto fue la admiración de todos.

Zeus le dio la bienvenida a su hijo y también le ofreció muchos regalos de incalculable valor y belleza. Entre ellos, había una mitra de oro adornada con rubíes y esmeraldas, que representaban el poder de Dios y llevaba tallada sobre los sucesos y acontecimientos en la convivencia de los olímpicos. Zeus también le regaló una lira, que se sabe que Apolo apreciaba mucho y cada vez que él la tocaba, con su melodía cautivaba a los dioses y los hombres. Además, Zeus también le entregó una hermosa carroza con siete cisnes blancos de gran pureza, que podían trasladar  al dios a cualquier lugar de la tierra o el cielo que él quisiera.

Con la llegada de Apolo al olimpo, Zeus inmediatamente ordenó a Horae para que le organizara un gran banquete, en el que no faltara una mesa con el rico néctar de  ambrosía al nuevo dios en el Monte Olimpo. Una fiesta gloriosa que duró hasta el amanecer. Apolo como gratitud a este recibimiento, tocaba la lira, Harmonía, Hebe, Afrodita y Artemisa bailaban. Poco a poco se fueron animando el resto de los dioses del olimpo, como  Hermes y Ares.

En el monte olimpo todo era una fiesta, se vitoreaba el regreso del gran dios. No faltando canciones de todo el mundo, las fuentes de agua eran más claras. Las ninfas y hadas de los ríos y lagos celebraban días enteros y  las noches en las montañas eran más claras. Todos los años en Delphi, se celebraba por estas fechas este retorno con la matanza, o sacrificios colectivos de cien animales.

Una vez, cuando Apolo la conoció, fue deslumbrado por su belleza y quería hacerla su compañera. Sin embargo, la ninfa Dafne no respondió a la llamada del dios y huyó a la montaña. Durante días y noches enteras Apolo la persiguió entre los arbustos y matas, gritando el nombre de ella, pero Dafne, no hizo caso a sus llamadas, pues Apolo estaba transformado y no reconoció a su brillante novio.  Sin embargo, en el momento en que estaba a punto de ponerse al día con ella, la novia le pidió a su padre para salvarla del abrazo del dios.

[ct_focus background=”#F5D0A9″ gradient=”” color=”light” style=”normal Entonces Peneo compadeció de su hija  la transformó en el árbol del mismo nombre. Las piernas de Dafne se convirtieron en las raíces del árbol del laurel. De su cuerpo se formó el tronco del árbol. Sus brazos se transformaron en las ramas del árbol. Por último, el pelo se convirtió en las hojas del famoso árbol. Apolo llorando desconsoladamente abrazó el árbol y después de no mezclarse con la novia mientras ella estaba viva, prometió que en adelante el laurel sería su árbol sagrado y él siempre llevaría una corona de laurel.

Apolo era el dios de la música y la poesía. Aun así, Apolo era un dios guerrero con arcos de oro y flechas que podrían enviar su venganza desde muy lejos.

Los animales sagrados dedicados a Apolo eran el lobo y el ciervo. Sus pájaros sagrados eran el cisne, el buitre y el cuervo. Finalmente, su animal marino favorito era el delfín, cuyo nombre es una reminiscencia de Delphi, el principal santuario de Apolo. El Laurel fue eminentemente la planta sagrada del dios.

Apolo era la personificación de la luz y el sol. Representó  las artes, la música y la poesía, que fueron tan amadas y cultivadas por los antiguos griegos.

 

Referencias:

  • HomeroIlíada401, 900.
  • Homero, Ilíadai, 473; v, 401; v, 899
  • Hesíodo (2000). Obras y Fragmentos. Madrid: Editorial Gredos. frag. 307
  • Heródoto46.

Estas son las entradas de mi blog dedicadas a Mitos griegos cortos

Escritora y Mitóloga española. Es Diplomada en Mitología por HarvardX, Plataforma digital de la Universidad de Harvard , donde estudió con el Prof. Gregory Nagy y por la Universidad de Pensilvana en Coursera donde estudió con el Prof. Peter Struck.
MitosGriegos


El club del libro
No al plagio

no al plagio

Safe Creative #1405040123075
Mitos griegos cortos y demás en contra del plagio

Este blog "Mitos griegos cortos "

Está en contra de aquellos que copian lo ajeno,

robando todo aquello que no es suyo sin permiso.

NO OS ATRIBUYÁIS LO QUE OTROS CREARON.

SÉ CREATIVO, SI COPIÁIS ALGO TENÉIS QUE CITAR EL AUTOR DE LA OBRA.

INCLUIDO ESTE TEXTO.

TODO LO PUBLICADO AQUÍ ESTÁ ANTES REGISTRADO.

¡GRACIAS!

En contra del aborto
Esta red está en contra del aborto y a favor de la vida humana.